`La inmensa mayoría de las víctimas del terrorismo yihadista son musulmanas`

España · Ignacio Santa María
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
7 septiembre 2011
Fernando Reinares, investigador principal de Terrorismo Internacional del Real Instituto Elcano, analiza en esta entrevista la actual situación del terrorismo yihadista 10 años después de que la comisión por parte de Al Qaeda del mayor atentado de la historia.

Han pasado 10 años desde los atentados del 11-S, ¿vivimos hoy en un mundo más pacífico y seguro que hace diez años o por el contrario las amenazas son aún mayores?

Depende de qué concepto de seguridad utilicemos. El terrorismo global es sólo una de las amenazas a la seguridad internacional, al tiempo que estas son sólo una parte de los problemas que afectan a la seguridad humana en un sentido más amplio, entre los que destacan el hambre y el cambio climático, desafíos que, lejos de mitigarse, parecen haberse agravado en la última década. En todo caso, diez años después del 11 de septiembre, el terrorismo global es un fenómeno más complejo y extendido, aunque Al Qaeda se encuentre más debilitada como estructura terrorista. Pero quisiera insistir, junto a ello, en que las amenazas a la seguridad internacional tienen en la actualidad mucho que ver con países directa o indirectamente relacionados con el terrorismo yihadista, como en concreto Irán y sobre todo Pakistán. Si hubiera que señalar a un sólo país como potencial amenaza a la paz y a la estabilidad mundial, posiblemente se trataría de Pakistán, dado que en su interior se combinan las expresiones más extensas de radicalismo yihadista en el seno de una población musulmana con indicadores de de desarrollo socioeconómico por otra parte muy precarios, con un armamento nuclear bajo el control de instituciones militares y de inteligencia dentro de las cuales han conseguido infiltrarse los propios extremistas.

¿Es Al Qaeda más fuerte o más débil que hace diez años? ¿Cómo ha afectado la muerte de Bin Laden a la organización y las bases que le dan apoyo?

Al Qaeda es ahora una estructura terrorista más debilitada en su articulación interna, degradada en sus capacidades operativas, deficitaria en recursos y con un monto significativo pero mucho menor de apoyo popular entre los musulmanes de todo el mundo. Al Qaeda lleva a cabo una estrategia de desistimiento, es decir que no necesita ganar para reclamar éxito sino sencillamente evitar ser derrotada. Y por ello, la muerte de Osama Bin Laden, sean cuales sean las valoraciones de cómo se produjo, erosiona extraordinariamente la imagen de invencibilidad que se había fabricado en torno a Al Qaeda.

¿En qué situación se encuentra el terrorismo yihadista en su conjunto?

El terrorismo global es hoy, a diferencia de lo que ocurría cuando se perpetraron los atentados del 11 de septiembre, un fenómeno más extendido y complejo. La mayor parte de los atentados yihadistas que tienen lugar en todo el mundo, cuya cifra mensual habitualmente requiere de tres dígitos para ser contabilizada, son actos terroristas perpetrados no por Al Qaeda sino por las extensiones territoriales de esta estructura terrorista en Oriente Medio o el Norte de África, así como por sus grupos asociados en el Sur de Asia o el Este de África, por ejemplo.

El actual terrorismo global no es tanto expresión de choque entre civilizaciones como evidencia de un antagonismo dentro del mundo islámico. La prueba es que, durante los últimos siete años al menos, al contrario de lo que muchos todavía piensan, la inmensa mayoría de las víctimas del terrorismo yihadista son musulmanas, gentes que habitan ciudades y pueblos de Pakistán, Iraq, Somalia, Argelia o Indonesia. De esto no cabe, empíricamente, ninguna duda.

Muchos analistas están de acuerdo en que una solución al conflicto palestino-israelí restaría argumentos y apoyos al islamismo violento. ¿Ve posible que en los próximos años se avance hacia una solución en este enquistado problema?

Se exagera la incidencia del conflicto entre israelíes y palestinos sobre la evolución del terrorismo yihadista y los procesos de radicalización violenta en que se sustenta su reproducción. Ni Al Qaeda ni sus entidades afines son actores significativos en ese conflicto, al que tampoco dedican una atención desmedida en sus proclamas. La deseable resolución de ese conflicto no tendría una incidencia inmediata sobre la dinámica y la estrategia del terrorismo global, cuyos objetivos apuntan más bien a otros países del Sur de Asia y, sobre todo, de la Península Arábiga. Por otra parte, son numerosos los conflictos de que se sirve la propaganda yihadista, en la que recurrentemente se mencionan los casos de Chechenia, Afganistán, Pakistán, Iraq, Mindanao o hasta incluso Al Andalus como tierra musulmana bajo ocupación.

Uno de los acontecimientos más importantes que han tenido lugar en estos diez años ha sido la ola de revoluciones civiles en los países árabes. ¿Cómo cree que pueden influir estos hechos en el fenómeno del terrorismo islamista y en su base social?

A menudo se insiste en que ni Al Qaeda ni sus entidades terroristas afines han tenido nada que ver con las revueltas antiautoritarias que se han registrado en una serie de países árabes. Y, siendo cierto, no lo es menos que el desarrollo de los acontecimientos, con el grave deterioro de las estructuras estatales en casos como los de Libia o Yemen, al igual que la frustración de elevadas expectativas de cambio en otros, como Egipto, pueden proporcionar al terrorismo yihadista oportunidades a medio plazo. Los ideólogos y doctrinarios de Al Qaeda ya han advertido de que es entonces cuando tratarán de beneficiarse de la situación. Cosa distinta es que lo consigan mediante campañas sostenidas de terrorismo o atentados espectaculares que generen inestabilidad y caos. Ver las cosas de otro modo es una manera de no ver, algo en lo que no puede caer un análisis de la amenaza terrorista en contextos de cambio político tan inciertos como los que tienen lugar en esos y otros países del mundo árabe.

Noticias relacionadas

La mecha que enciende los motores de la recuperación
España · Giorgio Vittadini
El sistema parece que aguanta. Las crisis –pandémica, económica, política, entre otras– están sacando a la luz una estabilidad inesperada. Mañana veremos las consecuencias pero hoy merece la pena mirar un poco la superficie....
19 octubre 2021 | Me gusta 2
Una presidenta (Ayuso) en Nueva York
España · Ángel Satué
Isabel Díaz Ayuso estuvo recientemente una semana fuera de España, en los Estados Unidos de América, buscando inversiones para la región madrileña, que preside. ...
14 octubre 2021 | Me gusta 4
Homenaje a Mikel Azurmendi
España · PD
Páginas Digital junto con la Fundación Pablo VI organizan un homenaje a Mikel Azurmendi con el título “Un hombre de razón y corazón abiertos” ...
13 octubre 2021 | Me gusta 1
Contemplando el reflejo estelar
España · Marco Bersanelli
Emblema de la inmensidad, el cielo estrellado se ha hecho cercanísimo a pesar de su lejanía remota. La propia vida brotó de esa materia y de su energía...
7 octubre 2021 | Me gusta 4