La influencia de Lincoln sobre Obama

Mundo · Lorenzo Albacete (Nueva York)
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
18 febrero 2009
El accidente de Continental Airlines, que iba a Buffalo desde Newark, Nueva Jersey, ha atraído la atención de los americanos hasta entonces pendientes de la lucha que ha desatado el plan de Obama para estimular la economía.

Una parte del interés se ha suscitado por la comparación entre este trágico suceso y el increíble amerizaje, hace un mes, de un avión de la U.S.Airways en el río Hudson. En el accidente de Buffalo todos murieron, también pasajeros con fascinantes historias personales, como la mujer que perdió a su marido en el World Trade Center por el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, y que se había reunido hacía unas pocas semanas con Obama. En ambos casos, es interesante observar el componente religioso en las reacciones de la gente. El amerizaje en el río se definió como "un milagro" por el gobernador de Nueva York. Y la expresión ha hecho fortuna. Los entrevistados en la televisión, los pasajeros, los padres, las personas normales, en repetidas ocasiones han insistido en que Dios era responsable de lo que había sucedido.

En el caso de Buffalo, todos los que han hecho declaraciones han afirmado que iban a rezar por los parientes y amigos de los muertos. Lo realmente interesante es que el gobernador de Nueva York, Patterson, el que hablaba del milagro en el río Hudson, ha dicho que ahora es necesario también encontrar la presencia de Dios en la tragedia de  Buffalo. Aunque no ha hecho ninguna propuesta.

La naturaleza de la religiosidad estadounidense sigue siendo un tema fascinante para el debate. Este año se ha escrito mucho acerca de las creencias religiosas de Abraham Lincoln. Se celebra el 200º aniversario de su nacimiento. La religión ha desempeñado un papel más importante en su vida de lo que se pensaba hasta el momento.  

La Guerra Civil tuvo una profunda influencia en la religiosidad de Lincoln: le llevó a una reflexión sistemática sobre la relación entre lo divino y la libertad humana. Las dos partes en la lucha decían tener el favor de Dios, pero Lincoln insistió en que esto no era posible, porque Dios no puede estar al mismo tiempo a favor y en contra de algo. Esto le llevó a pensar que, aunque Dios estuviese contra la guerra, podría haberla usado para conducir a la nación hacia su destino. Lincoln expresó esta convicción en su segundo discurso inaugural como presidente, poco antes de morir. Si hubiera vivido, la reconstrucción posterior a la Guerra Civil hubiera sido más clemente con los que perdedores, los estados secesionistas. La figura de Lincoln ejerce una gran influencia sobre el presidente Obama. Será interesante ver cómo las convicciones religiosas de Lincoln influyen en sus decisiones.

Noticias relacionadas

¿Qué futuro para Europa?
Mundo · Ángel Satué
No basta que nos hablen de Europa para ser europeístas, no basta con disfrutar las bondades racionales de la libertad de movimientos de capitales, mercancías y personas. Parece que las 12 estrellas quedan muy altas....
11 junio 2024 | Me gusta 3
Unida en la diversidad, «In varietate concordia»
Mundo · Ángel Satué
Junto con el Brexit y la respuesta al COVID la guerra de Ucrania ha tenido un efecto federalizante, esto es, de compartir soberanía. En el siglo XXI la soberanía de los Estados Miembros se debe de conjugar, por necesidad y algunos, por convicción, en un compartir soberanía de un modo multinivel....
6 junio 2024 | Me gusta 1
Himnos y manipulaciones
Mundo · GONZALO MATEOS
No debemos dejarnos cegar por algunas dinámicas de confrontación política buscadas para exacerbar nuestros sentimientos. Son tiempos de reflexión, de debate plural sobre el cuestionamiento de lo que se consideraba incuestionable pero que afecta a nuestro ideal común....
3 junio 2024 | Me gusta 3
Europa se construye en la crisis
Mundo · Ricardo Gómez Laorga
La pandemia puso a Europa «frente al espejo» de su excesiva dependencia de la producción foránea en determinados bienes básicos y estratégicos. Esto auspicio un nuevo rumbo en la política exterior hacia una «autonomía estratégica abierta»....
3 junio 2024 | Me gusta 2