Editorial

La histórica y cordial propuesta del encuentromadrid

Editorial · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
18 marzo 2012
"El problema defondo ante la secularización es si hay un cristianismo vivido o hay uncristianismo ritual, de ceremonias externas". Así de claro lo exponía hace unosdías Víctor Pérez Díaz. El gran sociólogo español añadía una pregunta: ¿qué haydel cristianismo vivido, aunque a veces no se formule en términosexplícitamente y formalmente religiosos?". Agudísima tanto la afirmación comola pregunta. 

El encuentromadridque se inicia este jueves 22 de marzo, y que la gente de Comunión y Liberaciónorganiza ya desde hace casi una década, se concibe como una respuesta a esacuestión. No es una respuesta "formalmente religiosa, tal y como se entiende lareligiosidad en este comienzo del siglo XXI. No se refiere, por eso, a una dimensiónopcional y subjetiva, que vuelve a estar de moda, en la que algunos se refugianpara sufrir menos los duros tiempos que corren. Tampoco se agota en la agendamoral que obsesiona a muchos. El programa de este extraño evento, en el que sehabla de política, educación, economía social y muchas cosas más está hecho delas cosas cotidianas.

Este año elencuentromadrid ha escogido como lema una frase de don Giussani: "Las fuerzasque cambian la historia son las mismas que cambian el corazón del hombre". Españaestá sin duda en una encrucijada histórica. La durísima crisis en forma de W hasuscitado muchas preguntas sobre el sentido y la forma de trabajar, sobre elmodelo productivo y de convivencia social, sobre los orígenes del fracasoeducativo. La pregunta se hace acuciante cuando queremos saber de dóndesacaremos la energía para derruir todo lo inútil y construir todo lo nuevo. Estáen juego el presente y el futuro de la sociedad del bienestar. En estasituación de desconcierto la tentación de concebirse como un producto de lacausalidad, como una hoja mecida por los vientos anónimos de la historia escreciente. La crisis alimenta la apariencia de que cualquier cosa que hagamos,hombres solos y pobres, es perfectamente inútil. Hay quien recurre a los viejosesquemas ideológicos para explicarlo todo. Unos dicen que hemos sufrido unexceso de mercado y otros un defecto. Habrá que tener en cuenta todos los datosque provengan de un análisis sosegado. Pero ese análisis no será suficientepara generar un cambio.

El origen del cambioestá en el corazón del hombre. ¿Ingenuo? Abramos al menos el debate. Elencuentromadrid propone como ejemplo histórico de cordialidad, es decir defuerza nacida del corazón, lo que sucedió durante la transición de la dictaduraa la democracia. Según Stanley Payne, es "la gran aportación que ha hechoEspaña al mundo". Y lo propone como respuesta a la crisis. En el centro dellocal que ocupa el encuentromadrid en la Casa de Campo habrá una exposicióntitulada "La transición, una historia de reconciliación". Estudiantesuniversitarios han preparado, junto a reputados historiadores y personalidadesde aquella época, una muestra en la que se pone de manifiesto que elprotagonista de aquel cambio fue el pueblo, la gente. Hubo limitaciones sinduda. Pero los españoles supieron entonces afirmarse los unos a los otros porencima de las diferencias ideológicas. La reconciliación fue posible porque admitieronque su exigencia de justicia trascendía la reparación de los agravios sufridos.El país salió adelante y se modernizó porque espoleados por su deseo atendierona las necesidades reales, y no a los proyectos desencarnados que tantaviolencia habían generado en otros tiempos. Los líderes políticos supieronobedecer a la gente de a pie que entendía que la democracia era más que unproceso formal. Tanto la oposición de izquierda y de derecha, como losresponsables del régimen y las instituciones del Estado obedecieron a larealidad para hacer posible lo que se antojaba un milagro. Después de dossiglos de constitucionalismo revolucionario y contrarrevolucionario, de habersufrido múltiples intentos de que las cosas cambiaran desde arriba, la CartaMagna del 78 fue capaz de sancionar no un proyecto utópico sino lo que yaestaba conquistado por todos. Todo ese proceso histórico había surgido, en unmomento difícil de precisar, del corazón de la gente-gente. Es el mismo que nospuede ayudar en las presentes circunstancias. Para afrontar la crisis no sólohay hablar de economía, por eso será interesante escuchar qué se dice estosdías en la Casa de Campo. 

Pérez Díaz sostieneque la respuesta a la crisis parte de fortalecer comunidades en las que se den"experiencias básicas de la vida cotidiana. Las experiencias básicas seaprenden en comunidad, sirven para comunicar y comunicarnos: para comunicarcosas que nos afectan emocionalmente, nos afectan intelectualmente, porquesomos sensibles a sus argumentos". Después desde esa experiencia básica "seempieza por el día a día, y se termina construyendo empresas, partidos,asociaciones y un largo etcétera". Encuentromadrid es una de esas experienciasbásicas de un cristianismo que ha escuchado las palabras de Pèguy cuando decía que"es preciso creer que el escalonamiento del tiempo tiene cierta importancia. Espreciso creer que el hombre, y la creación del hombre y el destino del hombretienen cierta importancia". 

Noticias relacionadas

Transferencia de protagonismo
Editorial · Fernando de Haro
No tocaban elecciones, ni generales, ni locales, ni regionales. Era el momento para serenar la vida pública. Pero la clase política, incapaz de emplearse en la humilde tarea a gestionar, en medio de la mayor crisis desde hace ocho décadas, se dedica a acortar los tiempos para ganar espacios...
12 abril 2021 | Me gusta 6
Todos vacunados
Editorial · Fernando de Haro
Si no hay imprevistos, en los próximos cinco o seis meses la crisis sanitaria irá pasando a un segundo plano y la crisis económica, psiquiátrica y de sentido (no hay que confundir los problemas de una psique probada o enferma con las razones para vivir el dolor) irán ocupando el primer plano. ...
5 abril 2021 | Me gusta 6
Tiempo congelado en el canal
Editorial · Fernando de Haro
El Ever Geven taponando una de las arterias del mundo, y a punto de provocar un infarto, es quizás bastante más que un aviso moral contra la avaricia. El carguero atascado nos recuerda que el espacio acortado transforma el modo de entender el tiempo. ...
29 marzo 2021 | Me gusta 6
La primera obligación
Editorial · Fernando de Haro
Hace ahora un año moría José Jiménez Lozano. Uno de los mejores escritores de la España de finales del siglo XX y de comienzos del XXI. Provocador ensayista, profundo y fascinante en sus obras de ficción, delicadísimo poeta. ...
21 marzo 2021 | Me gusta 3