Entrevista a Monseñor Warduni

La fe heroica de los cristianos iraquíes, la única `arma` capaz de vencer a la violencia

Mundo · Pietro Vernizzi
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
17 noviembre 2010
Monseñor Warduni se dirige al Papa y al mundo entero pidiendo que se haga todo lo posible para poner fin a la interminable masacre de cristianos en Iraq. Subraya que Occidente debe dejar de vender bombas a los mercados de armas que se las suministran a los terroristas que atacan las iglesias. El miércoles murieron seis fieles, unos en una iglesia y otros en sus casas, en una caza a los cristianos que marca una angustiosa escalada de terror. Frente a la cual el obispo auxiliar del patriarcado caldeo de Babilonia, Shlemon Warduni, entrevistado por Il Sussidiario, hace suyo el reclamo del arzobispo siro-católico de Bagdad, Athanase Shaba Matoka, para que Benedicto XVI haga un llamamiento internacional a la defensa de los cristianos iraquíes. También porque, como declaró Warduni días atrás, los cristianos iraquíes saben que el Pontífice reza cada día por ellos y una palabra suya puede ser muy significativa.

Monseñor, ¿cuál es la situación de los cristianos en Bagdad después de los últimos atentados?

La situación en que se encuentran estos días, con atentados horribles, obra de terroristas inconscientes, es muy dolorosa. Pero lo verdaderamente insoportable es vivir en una angustia continua, sentir permanentemente un miedo terrible. Los cristianos iraquíes están convencidos de que esta gente no tiene conciencia alguna, y por eso quiere matarlos.

¿Cuáles son las zonas de Iraq donde se vive con más miedo?

Bagdad, Mosul y Ramadi. En estas tres ciudades la situación es terrible, se espera que las bombas estallen en cualquier lugar de un momento a otro. Y esto sucede porque en Iraq todavía no hay gobierno y falta una legislación capaz de organizar la vida ordinaria de todos los días.

¿De dónde vienen los nuevos ataques?

Los cristianos de Iraq hacen responsable de lo que ha sucedido a todo el mundo. Se preguntan: "¿Quién vende las armas a los terroristas? ¿Desde qué países extranjeros se mandan a Iraq?".

¿Y usted qué piensa?

Son los comerciantes de armas quienes las traen hasta aquí. Las bombas utilizadas el miércoles en los atentados contra los cristianos proceden de todos los inconscientes que las fabrican y las venden. Occidente es el primero que debe dejar de fabricar y vender armas que luego acaban en manos de los terroristas.

¿Pero cómo es posible que los terroristas estén tan organizados que puedan atacar a los cristianos casa por casa?

Eso es justo lo que me lleva a decir que todo el mundo es responsable de los atentados en Iraq. ¿De dónde vienen los terroristas, dónde se les entrena para matar a la gente? Yo no sé por qué se está produciendo esta nueva oleada de ataques, pero está sucediendo. Es un hecho que los terroristas son tan numerosos que pueden permitirse atacar a los cristianos casa por casa. Por eso todos deben hacer algo para que los terroristas dejen de tenernos en el punto de mira.

¿La policía iraquí hace lo posible para protegerles?

¿Usted qué cree? ¿Cómo respondería a esta pregunta? Ha leído las noticias sobre lo que está sucediendo en Iraq, el terrorismo, cada vez más intenso, los atentados. ¿No está en condiciones entonces de juzgar usted mismo si las fuerzas del orden nos están protegiendo? Es evidente que el organismo policial en Iraq no funciona muy bien.

¿Qué puede hacer Occidente para ayudar a los cristianos de Iraq?

En primer lugar, no fabricar ni vender las armas. También, ayudarnos a sembrar la paz y la seguridad en nuestro país, permitiendo así que los iraquíes se queden, que no tengan que emigrar. En definitiva, rezar por la paz en Iraq.

¿Cómo valora las palabras del primer ministro, Nuri Al-Maliki, que ha pedido a los cristianos que no se vayan de Iraq?

Nosotros queremos quedarnos, llevamos aquí siglos y el Señor nos ha hecho nacer en este país por un motivo. Pero yo no puedo impedir que la gente se vaya, no les puedo obligar, porque para hacerlo tendría que garantizarles la posibilidad de trabajar y vivir en paz. Hace falta una fe heroica para no decidir irse de aquí.

Y usted, ¿qué le pide a Al-Maliki?

Nosotros pedimos la paz, la seguridad, la protección de nuestros derechos y la igualdad. No quiero entrar en detalles más específicos, el gobierno sabe cómo alcanzar estos objetivos.

Después de las amenazas de Al Qaeda, ¿siguen celebrando la misa regularmente?

Por supuesto, el domingo pasado las iglesias permanecieron abiertas y la gente vino a rezar desde todos los puntos de la ciudad.

¿Qué les da la fuerza para no rendirse?

La fuerza nos viene de la fe, de la tenacidad, de nuestra residencia de cristianos y de la fidelidad a Cristo y a la Iglesia.

Il Sussidiario

Noticias relacionadas

Sigue siendo el tiempo de la persona
Mundo · Giovanna Parravicini
Caso Navali, caso Protasevic, el pensamiento único sigue ejerciendo represión, pero a pesar de ello en Rusia, en algunas personas, se abren paso “milagros” de apertura...
16 junio 2021 | Me gusta 3
Para no morir de régimen
Mundo · Giovanna Parravicini
Monseñor, ¿cuál es la situación de los cristianos en Bagdad después de los últimos atentados? La situación en que se encuentran estos días, con atentados horribles, obra de terroristas inconscientes, es muy dolorosa. Pero lo...
23 mayo 2021 | Me gusta 2
Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 2
El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3