La dramática crisis eléctrica en Venezuela

Mundo · A.C. Democracia y Desarrollo
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
18 febrero 2010
La extrema gravedad de la crisis eléctrica fue reconocida por Chávez en una aparición imprevista en la televisión, donde anunció la constitución de un alto mando para dar la batalla. Lo forman varios de los ministros, que en su mayoría se han rotado las carteras desde hace 11 años. El Decreto de Emergencia publicado al día siguiente autoriza al ministro Alí Rodríguez Araque para dictar por vía de excepción "medidas especialísimas que considere pertinentes para garantizar el suministro eléctrico".

Chávez afirmó que "si alguien tiene la culpa de la crisis eléctrica son los escuálidos, que gobernaron 50 años y no hicieron nada para que el país tuviera estructuras adecuadas para el tema eléctrico". Lo cierto es que durante la segunda mitad del siglo XX Venezuela era el país latinoamericano que había proyectado y ejecutado mejor un  plan de desarrollo eléctrico, y que su gobierno había echado al cesto de los papeles los proyectos existentes, necesarios para conservar en niveles óptimos los logros del sistema y las proyecciones del consumo por razones del crecimiento demográfico. Recordaron que era justamente Rodríguez Araque, quien ejerció el Ministerio de Energía al inicio del régimen, el responsable principal de que se hubiese paralizado la realización del plan encontrado al recibir el despacho. El ex ministro José Curiel refutó las afirmaciones de Chávez de que los gobiernos democráticos no hicieron lo suficiente para mejorar la infraestructura eléctrica. Dijo que de las 99 represas que tiene el país, 81 fueron construidas entre 1960 y 1998, varias para generación eléctrica. En 11 años Chávez apenas inició la construcción de dos, y todavía no las ha terminado. La causa de la crisis según Curiel es la precariedad en las inversiones de mantenimiento, al punto de que en los últimos 4 años se incorporó apenas el 30% de los 5.500 MW que debían añadirse a la red nacional, con una decena de proyectos retrasados o paralizados. Señaló las dos centrales hidroeléctricas y las cuatro plantas termoeléctricas, cuyo atraso en la construcción es notorio. En Barinas, de donde es nativo el presidente, la planta hidroeléctrica inconclusa no ha podido comenzar a producir energía.

Según coinciden expertos tanto gubernamentales como opositores e independientes, Venezuela podría ver desconectado de un día para otro más del 40% de su energía eléctrica, "cuando ya no llegue suficiente agua para mover las turbinas del complejo hidroeléctrico del Guri, el mayor del país, y cuyo nivel de embalse se reduce a razón de 12 centímetros por día". Las turbinas del complejo se detendrán cuando el nivel de la represa baje de la cota crítica de 240 metros sobre el nivel del mar, y podrían permanecer detenidas por meses, advirtieron especialistas e informes oficiales.

La estatal Corporación Eléctrica Nacional, en un reporte de diciembre, advirtió que "estaríamos enfrentando una severa crisis energética en 120 días, llevándonos a un colapso eléctrico nacional". La emergencia ha obligado al Gobierno a ordenar cronogramas de recortes en todo el país. Los recortes resultaron tan impopulares que el Gobierno los suspendió en Caracas, pero elevando las tarifas en tal forma que para numerosos centros comerciales e industriales la alternativa puede ser el cierre y para la clase media de las zonas residenciales impagables, al menos para un 80%. Los economistas opinan que el recorte puede producir un impacto negativo del 20% del PIB. Los empresarios advierten que se verán obligados a cerrar sus puertas, lo cual generará efectos en el abastecimiento de rubros de consumo y en el empleo. "Una potencial debacle no tiene remedio inmediato e impondrá tremendos sacrificios". El tema constituye un duro impacto político para el Gobierno por los efectos en las elecciones parlamentarias de septiembre.

Noticias relacionadas

América se enroca (parte II)
Mundo · Ángel Satué
Después de analizar el plano estratégico en el artículo titulado “La retirada de América”, el autor se adentra en el estimulante plano ideológico....
17 septiembre 2021 | Me gusta 1
La retirada de América (parte I)
Mundo · Ángel Satué
Tras las elecciones norteamericanas la Administración Biden tomó el testigo de la trumpista en la retirada de EE.UU. de Afganistán. Trump siguió la estela de la Administración Obama, de la que Biden fue vicepresidente....
9 septiembre 2021 | Me gusta 8
Alfombras de guerra
Mundo · Giuseppe Frangi
Una de las riquezas tradicionales de Afganistán era el comercio de alfombras, pero sus motivos decorativos han cambiado mucho. ¿Será posible volver atrás?...
8 septiembre 2021 | Me gusta 1
¿Emirato o califato? El dilema talibán
Mundo · Martino Diez
La reconquista de Afganistán pone al movimiento fundamentalista ante una encrucijada, pero también plantea el problema del fracaso cultural de Occidente y el de nuevos equilibrios de poder tras la retirada americana....
7 septiembre 2021 | Me gusta 2