La Cumbre y el trabajo

Mundo · M.M.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
14 noviembre 2008
Este  sábado  en Washington,  la esperada Cumbre del G-20. Este domingo en Milán, una reunión mucho más modesta: la Compañía de las Obras celebra su Asamblea anual con el titulo "Tu trabajo es una obra". La primera reunirá a parte de los líderes del mundo, la segunda a varios miles de empresarios y  profesionales. Se podrá seguir en directo en la página  http://www.ilsussidiario.net/. ¿Qué tiene que ver una con otra? Lo explica Bernhard Scholz, presidente de la Compañía de las Obras: "para empezar a subir la cuesta arriba de la crisis, lo primero es recuperar el sentido del trabajo. De repente nos hemos dado cuenta del daño que ha provocado un  concepto de trabajo subordinado sólo a los beneficios, a los resultados a corto plazo sin base real".

Es necesario, subraya Scholz, que en el centro del trabajo esté la persona. La crisis es en realidad una ocasión que pone de manifiesto hasta qué punto necesitamos recuperar el sentido del trabajo. En el último tiempo se ha difundido una concepción del trabajo sólo orientado al beneficio, al éxito y un resultado inmediato. Sin duda hace falta reformar el sistema financiero y realizar transformaciones estructurales en nuestra economía, pero lo que más necesitamos es volver a recuperar una forma de trabajar que tenga como centro a la persona, lo que no significa sólo conciliación de vida laboral y familiar o trabajar más o menos horas. 

La crisis pone de manifiesto que para construir una sociedad más humana siempre hay que volver a comenzar del sujeto que trabaja: de su relación con la realidad y de su esfuerzo por responder a sus deseos, de su búsqueda de la verdad a través del de sí mismo y de su vocación a asumir la responsabilidad del mundo en el que vive. Una persona que ha recuperado el sentido del trabajo, construyendo en relación con los demás, es capaz de generar un bienestar equilibrado y duradero. La situación económica en la que nos encontramos con casi tres millones de parados es una gran prueba, pero puede convertirse en una gran oportunidad si rescatamos las evidencias básicas sobre lo que significa trabajar y cómo es más humano hacerlo.

Noticias relacionadas

Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 2
“Hermanos todos”. El viaje del Papa a Iraq
Mundo · Martino Diez
Fue el deseo de Juan Pablo II para el Jubileo, el augurio de Benedicto XVI y ahora se hace realidad con Francisco. El viaje a Iraq del 5 al 8 de marzo, el primero del mundo transformado por la pandemia, pone de nuevo en el centro una periferia....
4 marzo 2021 | Me gusta 5
Paladas de ceniza
Mundo · Fernando de Haro
El trabajo de la misión de la OMS en China para conocer los orígenes del virus nos indica hacia dónde vamos. La misión llegó más de un año después de que todo hubiese empezado. Sus miembros solo pudieron realizar las visitas que les había programado el Gobierno. ...
15 febrero 2021 | Me gusta 6
Ramy Essam, el megáfono de la revolución egipcia
Mundo · Riccardo Paredi
Hace diez años, el 25 de enero de 2011, un joven egipcio de 23 años llamado Ramy Essam salió a la plaza de Tahrir junto a millones de compatriotas pidiendo “pan, libertad y dignidad”. ¿Qué le diferenciaba del resto de manifestantes? Su guitarra y su voz. ...
29 enero 2021 | Me gusta 2