La crisis de PDVSA

Mundo · A.C. Democracia y Desarrollo
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
9 marzo 2009
La industria petrolera se cae a pedazos, es el titular de un reportaje publicado por un diario local. No escandaliza, pues la otrora potencia petrolera importa gasolina para garantizar su disponibilidad en el mercado local. Los problemas de PDVSA se iniciaron con el despido de 20.000 técnicos, obreros y empleados que habían logrado convertir la empresa en una de las mejor calificadas en el mundo de los hidrocarburos. Fueron sustituidos por  fieles del régimen, sin otra credencial que la adhesión política.

PDVSA dejó de ser una compañía específicamente petrolera para convertirse en financiadora de los programas sociales de Chávez, de su política internacional y de las campañas electorales, deformación que llegó a extremos en la del referendo del 15 de febrero. Tanto que los periodistas de la prensa mundial se sorprendieron al presenciar caravanas de vehículos que recorrían ciudades con el logo de la empresa, adornados con gigantescos afiches de Chávez. La crisis de PDVSA se está convirtiendo en talón de Aquiles para el régimen. Sus misiones cono Barrio Adentro, Vivienda y Mercal son víctimas del déficit fiscal. Los beneficiarios de las misiones han sido el músculo político de Chávez. Se encuentran en la calle, en diarias manifestaciones de protesta exigiendo que las misiones cumplan su papel. El presupuesto de Mercal es tan precario que cada día decrece el suministro de alimentos a precios subsidiados. Barrio Adentro se desintegra, en parte porque Cuba alega que su personal médico tiene que irse a Bolivia y en parte porque los pacientes consideran  que el servicio que han dado no es satisfactorio. Vivienda carece de recursos para construir las casas prometidas por el presidente, algunos partidarios han podido hablarle para denunciar que siguen viviendo en ranchos. El presupuesto actual no prevé los sueldos en la administración pública  ni el pago de las pensiones del Instituto de los Seguros Sociales. La pregunta es cuál será la reacción de la población más necesitada al notar que el Gobierno no puede solucionar sus problemas de alimentación, salud, vivienda, y en general de lo prometido por el presidente. No exageran quienes auguran estallidos sociales, alimentados por la propaganda oficial de que el país tiene como enfrentar la crisis y garantizar el cumplimiento de las políticas sociales, especialmente las misiones.

El 1 de mayo, como es su tradición, Chávez decretará aumentos de sueldos. Los trabajadores piden un incremento del 40% en toda la escala salarial, para compensar parcialmente la magnitud del alza de los precios al consumidor. Según los cálculos de Finanzas el incremento no puede exceder el 30%. Es evidente que el aumento tendrá que ser satisfecho con nuevos impuestos, devaluación de la moneda o emisión de dinero inorgánico. Recurrir a los mercados internacionales de crédito sería inútil pues el índice de riesgo ha llegado a su máximo histórico. Cualquiera de esas medidas, u otras similares, suponen más inflación, y por ende afectan a la capacidad adquisitiva de la población. El Gobierno exige que se prorrogue la discusión de contratos colectivos, lo cual no aceptan quienes trabajan en los servicios públicos. Realizan frecuentemente manifestaciones de calle y amenazan con huelgas. Como una paradoja, son los obreros petroleros los más estruendosos en sus reclamos,  pues a ellos se les había incrementado el salario en 56%. El rector de la UCAB dice que Chávez sabe enfrentar dificultades, trabajar incansablemente y aferrarse al poder, pero no sabe gobernar. Es la tragedia del país.

Noticias relacionadas

Paladas de ceniza
Mundo · Fernando de Haro
El trabajo de la misión de la OMS en China para conocer los orígenes del virus nos indica hacia dónde vamos. La misión llegó más de un año después de que todo hubiese empezado. Sus miembros solo pudieron realizar las visitas que les había programado el Gobierno. ...
15 febrero 2021 | Me gusta 5
Ramy Essam, el megáfono de la revolución egipcia
Mundo · Riccardo Paredi
Hace diez años, el 25 de enero de 2011, un joven egipcio de 23 años llamado Ramy Essam salió a la plaza de Tahrir junto a millones de compatriotas pidiendo “pan, libertad y dignidad”. ¿Qué le diferenciaba del resto de manifestantes? Su guitarra y su voz. ...
29 enero 2021 | Me gusta 2
Una ayuda para levantarnos
Mundo · Francisco Medina
El pasado 31 de diciembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado un Real Decreto-Ley (el Real Decreto-Ley 36/2020, de 30 de diciembre), conteniendo una serie de medidas destinadas, en principio, a la ejecución del llamado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, así como a la...
15 enero 2021 | Me gusta 4
Cuando “muere” la verdad, solo vale una presencia
Mundo · Luca Doninelli
Leo siempre con gran interés los editoriales de Páginas Digital y me ha llamado mucho la atención el de esta semana, “En el Capitolio el fin de un mundo”, que tal vez merecería un verbo en el título para quitar de la cabeza al lector la idea de que en el Capitolio solo se haya acabado “un...
15 enero 2021 | Me gusta 2