La clasificación fue suficiente

Cultura · Cristian Serrano
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2.969
7 julio 2013
Alonso acabó cuarto en territorio de Vettel, dando éste un nuevo paso hacia el título. Hubo dos invitados a la fiesta germana, los Lotus que realizaron 60 vueltas perfectas. Bianchi quemó el motor, obligó a salir al safety-car, igualando fuerzas y dando a Fernando la última posibilidad de dar por buena la estrategia realizada, encontrando en la velocidad su último impedimento para entrar en podio.

Alonso acabó cuarto en territorio de Vettel, dando éste un nuevo paso hacia el título. Hubo dos invitados a la fiesta germana, los Lotus que realizaron 60 vueltas perfectas. Bianchi quemó el motor, obligó a salir al safety-car, igualando fuerzas y dando a Fernando la última posibilidad de dar por buena la estrategia realizada, encontrando en la velocidad su último impedimento para entrar en podio.

Al revés que la mayoría de pilotos, Fernando y Ferrari, vieron en los neumáticos duros la estrategia más razonable para intentar luchar por el podio y la victoria. Salida limpia pero sin ganar posiciones, el asturiano comenzaba en el circuito alemán una carrera en el anonimato, sin grandes duelos ni adelantamientos.

Vettel a lo suyo para convertirse más líder del mundial bajo la sencillez de quien es más rápido que el resto, neumáticos  aparte. Bastó en Alemania la velocidad para que venciera el autóctono y llamado a ser el sucesor de Schumacher. Paró cuando debía, estrategia milimetrada con él, algo más atormentada con Webber.

Alonso, determinado por la clasificación del sábado, logró el pequeño milagro de ser cuarto. Sin una salida de las habituales y estando tan lejos, no pudo ser sino finalmente un espectador más de la victoria de Sebastian, con la impotencia que eso implica.

Cuando parecía tener opciones para el podio y adelantar así a Grosjean, apareció el mayor obstáculo del asturiano, el coche. Faltó velocidad.

Siendo héroe del día Grosjean, quien pudo hacer más daño a Vettel, al final ni le hizo sudar. De hecho, cedió su posición a Raikkonen, que acabó siendo más rápido.

Fernando lo intenta en cada instante, por ello, Ferrari debiera seguir mejorando el coche de uno de que da la vida en cada curva, para poder tener opciones reales de título. La historia debe volver, la leyenda del diablo rojo debe regresar para así Alonso poder competir al mismo nivel que Vettel.

La clasificación, la velocidad y la ausencia de emociones fueron suficientes para que Sebastian venciera y Alonso ni le oliera.

Noticias relacionadas

La lista del profesor Omero
Cultura · Antonio R. Rubio Plo
Alessandro D’Avenia es un profesor dedicado desde hace más de veinte años a la enseñanza e imparte clases de latín e italiano en un instituto. Es doctor en letras clásicas y ha escrito novelas y ensayos de gran éxito en Italia y otros países. ...
24 junio 2022 | Me gusta 2
Pasolini, Gennariello y las trampas del mundo
Cultura · Giuseppe Frangi
“En 1947 llegó un joven profesor de lengua, pasó lista y se presentó. Se llamaba Pier Paolo Pasolini. En los dos años que pasamos con él fuimos los alumnos más afortunados del mundo. ...
9 junio 2022 | Me gusta 1
En lo más pequeño está lo divino
Cultura · Pierluigi Banna
El papa Francisco ha reconocido a Hugo Rahner (1900-1968) como uno de los maestros que desde su juventud le permitieron identificarse con el carisma ignaciano. Así lo narraba recientemente Santiago Madrigal en un artículo publicado en La Civiltà Cattolica. ...
26 mayo 2022 | Me gusta 0