Editorial

La batalla decisiva en una sociedad plural

Editorial · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
10 febrero 2013
La batalla decisiva en la sociedad democrática de comienzos del siglo XXI es la lucha por la tutela de la libertad de educación. El matrimonio homosexual sale adelante en Francia dentro de unos días y es una de las banderas de Obama. Ha dejado de ser una seña de identidad de la izquierda, prueba de ello es que también lo haya sacado adelante el conservador ///http://www.bbc.co.uk/news/uk-politics-21194052///Cameron///.

Algo más de oposición está habiendo en Francia donde, con una transversalidad sin precedentes, cierta izquierda, cristianos, judíos y musulmanes han defendido el valor de la diferencia. Pero como cuenta ///http://www.lemonde.fr/cgi-bin/ACHATS/acheter.cgi?offre=ARCHIVES&type_item=ART_ARCH_30J&objet_id=1223197&xtmc=mariage_gay&xtcr=7///Le Monde///, en las filas de la derecha gala no hay entusiasmo para oponerse a Hollande en este caso. En España, el Gobierno de Rajoy ha visto con alivio que el Tribunal Constitucional haya dado el visto bueno al matrimonio gay de Zapatero.

Es sólo un síntoma. El triunfo de la ideología de género significa que la antropología judeocristiana compartida durante milenios en Occidente ya no es la base de nuestras democracias. Situación que, con independencia de otras consideraciones, hace más necesaria una efectiva tutela de la libertad para que los padres puedan elegir la educación que quieren para sus hijos. Para que la pluralidad sea real

En países como España, además, con tasas altas de fracaso escolar y con una imperiosa necesidad de cambiar su modelo productivo, la libertad de enseñanza es una exigencia para retomar un adecuado desarrollo. Como decía Eric A. Hanushek recientemente en ///http://hanushek.stanford.edu/publications/education-key-healthy-economy///Wall Street Journal///, una buena educación es la llave para una economía sana. Y la calidad educativa depende de la autonomía de los colegios

En Boston, quizás una de las ciudades del mundo donde mejor y más se utiliza la inteligencia y el dinero para saber cómo conseguir una buena educación, se ha hecho un interesante ///http://users.nber.org/~dynarski/w15549.pdf///estudio/// que evalúa la relación entre la libertad educativa y la calidad de los resultados de la enseñanza media. Un equipo de profesores ha comparado los resultados de las "escuelas charter", las escuelas piloto y las escuelas de gestión pública en el Estado de Massachusetts. Las tres escuelas son públicas, se financian con impuestos. Las charter son gestionadas por la iniciativa social, en concreto por los padres, y gozan de una amplia autonomía. Se parecen a los colegios concertados españoles con la diferencia de que las Administración paga todo y los padres no pagan nada. Las escuelas piloto son gestionadas por los sindicatos y cuentan con menos autonomía. El estudio refleja que los mejores resultados se consiguen en las escuelas charter: los padres eligen, los padres gestionan, el Estado paga, se mejora la calidad.

Por eso es decisiva la reforma educativa que está a punto de discutirse en el Congreso de los Diputados español. Por primera vez habrá una ley no socialista. El primer texto que preparó el ministerio no cambiaba prácticamente nada de la mentalidad estatalista con la que se había hecho política educativa durante los últimos 35 años. No se iba a tener en cuenta, como no se había hecho en más de tres décadas, la demanda de los padres para planificar más o menos colegios públicos de gestión estatal. Eso se ha corregido, pero como han denunciado muchos líderes educativos en www.paginasdigital.es el Gobierno de centro derecha sigue sin cambiar cuestiones esenciales.

Al entenderse la educación como servicio público la libertad está en segundo plano, hay demasiado peso de las administraciones y demasiada discrecionalidad para las ///http://goo.gl/9IqFk///Comunidades Autónomas///. Si la ley sigue como está no habrá igualdad económica entre los centros de gestión pública y los concertados. Los profesores de iniciativa social, por ejemplo, ///http://goo.gl/7A0wm///seguirán ganando menos dinero///. La autonomía, en definitiva, es ///http://goo.gl/IStgN///muy limitada///.

La batalla por que la libertad educativa sea real requiere, eso sí, un contenido. El mejor modo de luchar por ella es ejercerla.

Noticias relacionadas

Mensaje en el círculo verde
Editorial · Fernando de Haro
Fue una reveladora coincidencia. La semana pasada, casi al mismo tiempo que Frances Haugen declaraba en el Congreso de los Estados Unidos sobre los excesos y las atropellos de Facebook, Whatsapp e Instagram (propiedad también del imperio de Zuckerberg) dejaron de funcionar durante seis horas. ...
10 octubre 2021 | Me gusta 6
La reconciliación es fundacional
Editorial · Fernando de Haro
“Intento descifrar por qué las víctimas de ETA que se han encontrado con los terroristas dicen que se han liberado. Fueron a esos encuentros con reservas y miedo, quizás por una obligación moral y se les quitó un peso de encima”, me dice la directora de cine Icíar Bollaín en una...
3 octubre 2021 | Me gusta 6
Grossman más necesario que nunca
Editorial · Fernando de Haro
Hace unos meses se publicaron en Europa varias traducciones de Stalingrado, la novela de Vasili Grossman. Reconstruida en su versión original por Robert Chandler se había editado en inglés en 2018. Había sufrido numerosas mutilaciones de la censura soviética....
27 septiembre 2021 | Me gusta 2
Alegría de la realidad
Editorial · Fernando de Haro
El informe que Facebook ocultó sobre los efectos de Instagram en el equilibrio mental de las adolescentes ayuda a comprender cómo actúa el nuevo poder. ...
20 septiembre 2021 | Me gusta 12