El verdadero peligro, la pérdida del gusto de vivir

`La aceptación del aborto es un problema cultural`

Cultura · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
13 octubre 2009
Benigno Blanco, vicepresidente del Foro de la Familia, comenta el manifiesto de Comunión y Liberación.

¿Qué le ha parecido el manifiesto?

Me parece clarividente, pues pone el acento en la cuestión de fondo: la aceptación del aborto como problema cultural de nuestra época y el abandono de la mujer embarazada. Efectivamente, el aborto -como forma actual de la cultura de la muerte tan propia de nuestra época- es una cuestión de fondo. No es sólo el problema de una ley, de una mayoría política coyuntural, de un país o de un gobierno. Es un mal de nuestros días, fruto de una mentalidad que ha convertido al hombre en fuente de la verdad y creador del bien con su autonomía personal al actuar, mentalidad que ha generado el clima moral de la aceptación del aborto. Y contra esta mentalidad y su ideología sustentadora es contra lo que hemos de combatir.

El  texto vincula el aborto con la cuestión del gusto y el sentido de la vida.

Obviamente, la aceptación social del aborto presupone la pérdida del sentido de la vida como don y proyecto con sentido. Al igual que la eutanasia, la bendición del aborto como un derecho y una solución supone que previamente ha calado en las conciencias la dramática visión pesimista de la vida propia del ateismo contemporáneo. Recuperar el gusto por la vida y la comprensión de su sentido es el reto pendiente del cambio cultural que nuestra época necesita.

Se insiste en el manifiesto en la necesidad de una respuesta educativa para responder a la mentalidad que subyace a la reforma de la legislación. ¿Qué le parece?

Superar la cultura de la muerte es la cuestión de nuestra época, pues la cultura de la muerte es la expresión más plástica y terrible de la crisis antropológica de nuestros días. Cuando se habla de las cuestiones de fondo, la educación se presenta como el reto y el ámbito de actuación: si somos capaces de educar a las nuevas generaciones en el realismo filosófico y de integrarlos en comunidades que den sentido a su vida y comprensión del mundo, veremos cómo surge una nueva civilización. Éste es el reto para la familia, la Iglesia y los más lúcidos de nosotros.

¿Cómo cree que es posible responder a la soledad que acompaña al aborto?

Con solidaridad, apoyo, compañía y ayuda. Ninguna mujer debe sentirse sola ante el aborto. Éste es el sentido de nuestro proyecto Red Madre.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2