Joanne Shaw Taylor, la Walkiria del blues

Cultura · Quique Chuvieco
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
18 febrero 2011
Hipnotizado por la velocidad con que movía los dedos, destilando poderío, trotaba con precisión arriba y abajo por los trastes de su guitarra eléctrica en un punteo tras otro, en un ir venir desenfrenado, mientras lanzaba vigorosamente con su mano para atrás su refulgente cabellera dorada. Eran las once de la noche cuando abrí Youtube para ver a Joanne Shaw Taylor. Cerré la sesión creyendo que habían pasado 20 ó 25 minutos, pero las campanas del reloj daban la una.

Todo partió en la mañana tras preguntar a un compañero qué le había enganchado musicalmente en los últimos tiempos: "Una piba inglesa que toca rock y blues, Joanne Shaw Taylor". Al mediodía, descubrí su último trabajo, Diamonds in the dirt, aparecido tras algo más de año y medio del primero, White sugar, que estuvo nominado para los Blues Music Awards. Pero sería por la noche cuando me atraparon su señorío con la guitarra y su planta de dadivosa  reina repartiendo metal en todas las direcciones, acompañada de su rasposa voz.

Como centauro del siglo XXI, en el que su instrumento es un continuo de su cuerpo, parece que hubiera tocado la guitarra al tiempo que absorbía el biberón hace 25 años en su Inglaterra natal y gateara al compás de los temas de Jimmy Hendrix o de  Stevie Ray Vaughan. Pudo ser o no así, pero el resultado es que sus curvas se enseñorean por el escenario para descargar a diestro y siniestro un descomunal repertorio de sonidos congruentes que revitalizan cuerpos y espíritus taciturnos mientras dura la sesión.

Aúna estilos beligerantes de un Peter Twonshend, de los Who, en su descarga de guadaña desde la vertical, el paroxismo del Zeppelin Jimmy Page y el virtuosismo del líder de Dire Straits, Mark Knopfler. Ella, sin estar consagrada como los anteriores, forma parte de los habitantes de una isla que exporta a todo el mundo buena parte de la música popular de los dos últimos siglos.

Fue descubierta hace nueve años por Dave Stewart, uno de los promotores de Eurythmics, y la embarcó en su proyecto D.U.P. Ahora saca su segundo disco y ha sido elegida mejor cantante femenina en los British Blues Awards.

Hay que estar muy pendiente de este ciclón porque sus directos son fascinantes, como vemos en sus grabaciones en internet. Aquí va un enlace: suelten amarras y ¡a disfrutar!

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2