Io sono l`Amore

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
19 mayo 2010
Con malos antecedentes se presenta el cineasta Luca Guadagnino, responsable de aquella historia morbosa de una menor adicta al sexo que fue Melissa P. Ahora llega con su último film, Io sono l´amore, un drama familiar que empieza prometedor y que termina como un culebrón impostado e imposible de digerir. Amores prohibidos, desamores, amor a dos bandas... son el callejón sin salida de una película nihilista y complaciente.

La historia se ambienta en Milán, en el seno de una de las familias más poderosas del mundo empresarial e industrial de Lombardía. Las cosas se tuercen el día que el abuelo, jefe del clan, les reúne a todos para comunicar su decisión de quién quiere que le suceda al frente de la empresa. Lógicamente, no todo el mundo quedará satisfecho con su elección. A partir de ese momento, la trama empresarial deja paso a historias sentimentales que acaban como el rosario de la aurora en un "todo vale".

La película cuenta con una buena y esmerada producción, que deslumbra mucho más que el guión, y los recursos de cámara, planos y uso de la música son a su vez demasiado notorios y desproporcionados. Si no fuera por la esplendida actriz Tilda Swinton, que pone toda la carne en el asador, la película se vendría abajo mucho antes.

Noticias relacionadas

Dostoyevski y la belleza que salva
Cultura · Adriano Dell'Asta
“La belleza salvará al mundo”. Este aforismo de Dostoyevski se ha repetido tantas veces que casi suena aburrido, y sobre todo corre el riesgo de resultar fuera de tono e inaceptablemente simplista en tiempos tan duros como estos. ...
19 enero 2022 | Me gusta 1
Epifanías en la villa miseria
Cultura · Lucio Brunelli
En relación con el número de habitantes, Argentina ha tenido más muertos por covid que Italia e incluso que Brasil. Más de cien mil víctimas –y siguen aumentando– en una población de 44 millones de habitantes. ...
14 enero 2022 | Me gusta 2
La ciudad armoniosa
Cultura · Jesús de Alba
Leer a Péguy es siempre una sorpresa. Corrige las imposturas. Para Péguy cada individuo es un sujeto cívico, capax civitatis, un ciudadano, un conciudadano. Todo ciudadano debería ser considerado como "próximo", pŕójimo, sin que hubiera ningún exiliado o excluido de la "ciudad armoniosa", de...
12 enero 2022 | Me gusta 2
Raíces invertidas en la identidad cristiana
Cultura · Adrien Candiard
Utilizando una imagen platónica, san Alberto Magno dice en alguna parte que el cristiano es un árbol cuyas raíces se hunden en el cielo. Esta imagen un tanto paradójica destaca un aspecto esencial: si bien es cierto que existe una identidad propiamente cristiana, esta hunde sus raíces más en...
31 diciembre 2021 | Me gusta 6