Io sono l`Amore

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
19 mayo 2010
Con malos antecedentes se presenta el cineasta Luca Guadagnino, responsable de aquella historia morbosa de una menor adicta al sexo que fue Melissa P. Ahora llega con su último film, Io sono l´amore, un drama familiar que empieza prometedor y que termina como un culebrón impostado e imposible de digerir. Amores prohibidos, desamores, amor a dos bandas... son el callejón sin salida de una película nihilista y complaciente.

La historia se ambienta en Milán, en el seno de una de las familias más poderosas del mundo empresarial e industrial de Lombardía. Las cosas se tuercen el día que el abuelo, jefe del clan, les reúne a todos para comunicar su decisión de quién quiere que le suceda al frente de la empresa. Lógicamente, no todo el mundo quedará satisfecho con su elección. A partir de ese momento, la trama empresarial deja paso a historias sentimentales que acaban como el rosario de la aurora en un "todo vale".

La película cuenta con una buena y esmerada producción, que deslumbra mucho más que el guión, y los recursos de cámara, planos y uso de la música son a su vez demasiado notorios y desproporcionados. Si no fuera por la esplendida actriz Tilda Swinton, que pone toda la carne en el asador, la película se vendría abajo mucho antes.

Noticias relacionadas

Con la lámpara encendida
Cultura · Javier Mª Prades López
Publicamos la homilía de Javier Prades durante el funeral de Mikel Azurmendi el pasado 9 de agosto en la parroquia del Espíritu Santo de San Sebastián...
12 agosto 2021 | Me gusta 9