Igualdad, fraternidad y decoro

Mundo · R.I.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 66
25 septiembre 2020
En Francia los chicos volvieron al colegio el uno de septiembre. Las mascarillas han tapado la boca de los estudiantes franceses, pero algunas chicas de los últimos cursos han decidido ir a clase especialmente destapadas y han montado una campaña en redes sociales para provocar. Y han tenido éxito: en los institutos franceses se ha visto estos días a chicas con pantalones cortos, muy cortos, con escotes de vértigo, con tatuajes muy sexys, con anillos y pendientes muy atrevidos. Los profesores y los directores de colegio han pedido a las chicas que se vistieran de un modo más apropiado e incluso han convocado a los padres.

En Francia los chicos volvieron al colegio el uno de septiembre. Las mascarillas han tapado la boca de los estudiantes franceses, pero algunas chicas de los últimos cursos han decidido ir a clase especialmente destapadas y han montado una campaña en redes sociales para provocar. Y han tenido éxito: en los institutos franceses se ha visto estos días a chicas con pantalones cortos, muy cortos, con escotes de vértigo, con tatuajes muy sexys, con anillos y pendientes muy atrevidos. Los profesores y los directores de colegio han pedido a las chicas que se vistieran de un modo más apropiado e incluso han convocado a los padres.

El ministro de Educación Jean-Michel Blanquer ha pedido que en el colegio se vaya vestido de una manera republicana. ¿Qué significa vestirse de una manera republicana? Suponemos que el ministro de Educación francés lo que ha querido decir es que al colegio no se debe ir con escotes de vértigo porque al colegio se va, sobre todo, a estudiar y que una cierta discreción en la manera de vestir se deduce de los grandes valores que inspiran la república francesa: libertad, igualdad, fraternidad, y también recato o sentido común en el vestir. Quizás el mayor fracaso de los valores republicanos, que son los valores occidentales desde la revolución francesa, es que tenga que ser un ministro, con el peso del Estado, el que tenga que hacer un llamamiento a que se respete el sentido común.

Cuando el Estado tiene que ir al rescate de valores que, en principio, son evidentes, es que algo no funciona. Para una cierta generación podía ser evidente que hay que vestirse de forma adecuada para ir al colegio, porque el colegio es el lugar del aprendizaje, donde a uno le enseñan y uno aprende. Pero está visto que para la nueva generación de franceses eso ya no es evidente. Y es un poco ingenuo pensar que el Estado puede fabricar las evidencias que se han destruido, puede hacer recuperar los valores que ya no existen. Esta ha sido siempre la soberbia falta de realismo del republicanismo francés y de muchos otros sistemas políticos. De hecho, si tienes que recurrir al Estado para mantener ciertos valores es que ya están derrotados.

El problema es más de fondo: los europeos pensamos que ciertos valores, ciertas evidencias, como la vestirse de forma adecuada para ir al colegio –libertad, igualdad, fraternidad y decoro– se conquistaron de un modo definitivo en cierto momento de la historia y que forman ya parte del paisaje, de la mentalidad de nuestros hijos y de nuestros jóvenes. Habría sucedido como con el descubrimiento de que la tierra es redonda, o de la electricidad: una vez hecho el descubrimiento ya no se olvida. Pero en lo que tiene que ver con las evidencias, con los valores, cada generación tiene que reconquistarlos. A menudo pensamos que los chicos tienen ciertos valores y ciertas evidencias porque respetan las formas, pero en la mayoría de los casos debajo de esas formas no hay más que vacío.

Noticias relacionadas

Todo nos parece una mierda
Mundo · Luis Ruíz del Árbol
El próximo 9 de junio se celebran las elecciones al Parlamento Europeo. Las encuestas pronostican un espectacular ascenso de la extrema derecha, y yo me pregunto por qué estos partidos encuentran en el electorado católico un valioso caladero de votos....
20 mayo 2024 | Me gusta 2
Los hombres que odiaban su tiempo
Mundo · GONZALO MATEOS
Se equivocan porque no miran la realidad, la que es, la que sucede. Sólo imponen su persona y su ideología. Porque lo que convoca atracción, lo que une, es la realidad, no nuestro poder o nuestras ideas personales....
17 mayo 2024 | Me gusta 6
Elecciones europeas: habitar nuestro tiempo
Mundo · Emilia Guanieri
Guarnieri, la que fue durante muchos años presidente del Meeting de Rimini, recurre a la propuesta contenida en el libro "Abitare il Nostro Tempo" (de Julián carrón, Charles Taylor y Rowan Willians) para afrontar el reto que provoca el “cansancio” de la política....
14 mayo 2024 | Me gusta 1
Israel no puede conseguir más en Gaza
Mundo · P. D.
La presión internacional se ha limitado hasta ahora a pedir que entrara la ayuda, en lugar de ampliarse para abarcar cuestiones como la reconstrucción y permitir que la población reanudara su vida....
7 mayo 2024 | Me gusta 0