Lecciones para España

Grecia, el escenario de una tragedia sin héroes

Mundo · Luis Rubalcaba, catedrático de Economía
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
28 junio 2011
Mientras en estos días se debate en Bruselas sobre el nuevo rescate a la economía griega, cada vez son más los economistas que pensamos que esa nueva ayuda no va a solucionar nada. Un país que ha gastado demasiado no va a solucionar sus problemas porque se le dé dinero para gastar más. El nuevo préstamo, ¿cuántos meses durará? Si el problema de Grecia ha sido el exceso de gasto y la creciente deuda, la solución no puede ser endeudar aún más al país. Puede ser una solución transitoria, oxígeno para unos meses, pero del todo inefectiva a medio y largo plazo. Ni siquiera aunque la banca participe asumiendo riesgos.

La mayoría de expertos con cierto criterio ven únicamente dos opciones: la reestructuración de la deuda-quita, que ya también se está empezando a contemplar, y la salida del euro. Europa no quiere ninguna de las dos porque la primera supone cargar el ajuste a los bancos europeos tenedores de la deuda griega, y la segunda supondría un golpe muy fuerte para la credibilidad de la eurozona. Por eso Europa busca soluciones imposibles a sabiendas de que no son soluciones. Personalmente me apunto a la opción de la reestructuración. La quita, al contrario que el nuevo préstamo, soluciona parte del problema al reducir el gasto de la deuda y aliviar sus cuentas. El único inconveniente es para los tenedores de los bonos griegos, los bancos y fondos, que verían perder un porcentaje nada despreciable de su valor. Pero es el mal menor. Es justo que los que han confiado en Grecia también asuman su responsabilidad en el momento de la caída. Pero, ¿será posible que por una vez alguno de los responsables de las crisis económica y financiera llegue a pagar por los comportamientos temerarios o irresponsables? Dejaría la salida del euro como última opción. La salida del euro sería un fracaso para toda Europa.

Grecia ha sido el ejemplo más significativo en Europa de que no es posible vivir por encima de las propias posibilidades y de que el Estado no tiene un cajón sin fondo con dinero. Grecia ha sido el país donde los gobiernos han buscado ganar votos prometiendo gastos y lo que ahora se llamaría aquí "derechos sociales". Hasta llevarlo al precipicio. Esto también nos suena demasiado en España. Dar prebendas, subsidios por doquier, jubilaciones anticipadas, pensiones generosas, dar servicios superiores al nivel económico del país, etc., todo eso hace ganar muchos votos pero en algún momento conduce al Estado a la quiebra. Y no sólo por el papel del Estado. El Estado se convierte en un ejemplo de falta de realismo para que las familias y las empresas puedan sumarse, gastando, también ellas, por encima de sus posibilidades. Estamos viendo una tragedia griega sin héroes, sólo con perdedores y con grises gestores del mal ajeno. Pase lo que pase con el plan de rescate, Grecia tendrá que hacer muchas reformas estructurales, eliminar todos los gastos sociales que nunca debió permitirse, costear y generar un acuerdo nacional que concite un nuevo protagonismo social. Héroes dispuestos a asumir los sacrificios que se les vienen encima. ¿Tendrá Grecia los suficientes? ¿Los tenemos en España? Saquemos lecciones por lo que nos pueda tocar a nosotros a la vuelta del verano.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3