Entrevista a Carlo Jean

Gracias a Obama, ahora Putin amenaza a Europa

Mundo · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 83
3 septiembre 2014
Mientras Putin amenaza con tomar Kiev en dos semanas, David Cameron evoca la laxitud europea ante Hitler en Mónaco en 1983 y prepara una fuerza de expedición conjunta anti-rusa junto a Dinamarca, Estonia, Lituania, Noruega y Países Bajos. El espectro de una guerra en el corazón de Europa entre Occidente y Rusia, después de la invasión de Ucrania comenzada la semana pasada, ha hecho saltar las alarmas en la diplomacia europea.

Mientras Putin amenaza con tomar Kiev en dos semanas, David Cameron evoca la laxitud europea ante Hitler en Mónaco en 1983 y prepara una fuerza de expedición conjunta anti-rusa junto a Dinamarca, Estonia, Lituania, Noruega y Países Bajos. El espectro de una guerra en el corazón de Europa entre Occidente y Rusia, después de la invasión de Ucrania comenzada la semana pasada, ha hecho saltar las alarmas en la diplomacia europea. Hablamos con el experto Carlo Jean.

¿Cómo valora la amenaza de Putin de conquistar Kiev en solo dos semanas si quisiera?

En mi opinión, esa frase solo significa el mantenimiento de la desestabilización de Ucrania, de tal modo que lleve a Kiev a aprobar una ley constitucional favorable a los objetivos rusos. En particular se trata de evitar que Ucrania pueda entrar en la OTAN y conceder una gran autonomía a las regiones rusófonas de la propia Ucrania. Que Rusia quiera conquistar el país me parece bastante improbable.

¿Por qué?

Porque los ucranianos se defenderían de un modo tenaz y sustancial. Recordemos que después de la Segunda Guerra Mundial, los ucranianos llevaron a cabo una guerrilla anti-rusa que duró hasta 1956. Si Putin llegara hoy a conquistar Kiev, tendría que desplegar una fuerza armada de ocupación en Ucrania para controlar un territorio tan grande, se implicaría en un conflicto tan sangriento que iría contra los intereses rusos.

Pero la invasión rusa ya ha comenzado. ¿Qué hace Occidente? ¿Qué piensa de esta fuerza conjunta anti-rusa liderada por la Gran Bretaña de David Cameron?

Cualquier iniciativa concreta se tendrá que abordar en la cumbre de la OTAN que se celebrará en Gales los días 4 y 5 de septiembre. De todas formas, esta fuerza de expedición de casi diez mil hombres no está concebida para ser enviada a Ucrania.

Entonces, ¿para qué?

Es una fuerza de disuasión que implicaría a los países bálticos y escandinavos.

Los países bálticos, donde casi el 30 por ciento de la población es rusófona. ¿Podría ser el siguiente objetivo de Putin?

Si Occidente no hace algo concreto, Putin puede tomarle gusto y los países bálticos podrían ser el próximo objetivo, sí.

En esta situación, ¿qué debería hacer Occidente? ¿La guerra?

El problema es que hay quien confunde la resolución con la provocación. Tomar una resolución no significa provocar a nadie. Al comienzo de la crisis ucraniana, cuando se invadió Crimea, si Europa hubiera desplegado fuerzas armadas en Rumanía diciendo que intervendrían si fuera necesario, Putin se habría calmado un poco. En ausencia de cualquier toma de posición o reacción, con mera charlatanería diplomática y sanciones inútiles, se ha pensado solo en una solución política. ¿Pero qué significa una solución política sino rendirse ante Putin?

¿Es entonces demasiado tarde?

Había que moverse rápido, ahora es demasiado peligroso incluso para Putin, para quien es complicado dar un paso atrás.

Si se concede a Putin esta Nueva Rusia en Ucrania que él mismo ha proclamado, cree que se detendrá?

Con la toma de Crimea, Rusia ya ha perdido Ucrania porque, como he dicho antes, Ucrania se defendería a muerte.

¿El escenario de una guerra europea es por tanto ciencia ficción o una posibilidad real?

La historia nunca es totalmente racional ni previsible. A menudo se cometen errores. Las guerras mundiales estallaron sustancialmente a causa de ciertos errores, y por tanto la probabilidad de una guerra en Europa no se puede excluir, aunque la existencia de armas nucleares y de la OTAN la hace bastante improbable.

¿Por qué Alemania y Estados Unidos no se ponen de acuerdo?

El punto de no acuerdo es el hecho de que mientras Merkel está disponible para llegar a un acuerdo con Rusia para aprobar una constitución federal en Ucrania, los EE.UU no están dispuestos porque Obama siempre tiene un ojo mirando hacia la opinión pública interna, y ya le han acusado de debilidad en política exterior. Si cede ante Putin, su nivel de apoyo bajaría.

Noticias relacionadas

Para no morir de régimen
Mundo · Giovanna Parravicini
Mientras Putin amenaza con tomar Kiev en dos semanas, David Cameron evoca la laxitud europea ante Hitler en Mónaco en 1983 y prepara una fuerza de expedición conjunta anti-rusa junto a Dinamarca, Estonia, Lituania, Noruega y Países Bajos. El espectro de una guerra en el...
23 mayo 2021 | Me gusta 2
Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 2
El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3