Goleada del matrimonio homosexual, tiempo para la diferencia

Mundo · P.D.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
6 noviembre 2012
El Tribunal Constitucional ha respaldadoen España el matrimonio homosexual. Lo llamativo es que el sí a la reforma quehizo Zapatero se ha obtenido con un fallo en el que 8 de los magistrados han votadoa favor y 3 en contra. El pronunciamiento se ha producido después de que serenovara la composición del Tribunal en julio. La tradicional división de losmagistrados entre conservadores y progresistas hacía pronosticar una victoriacon 6 votos de los progresistas a favor y 5 en contra. Uno de los magistrados,Francisco José Hernando, había sido apartado por haberse pronunciado en contrade la reforma. Pero la sorpresa ha sido que dos de los magistradosconservadores de los que se esperaba un voto en contra han apostado por elmatrimonio homosexual. 

La inconstitucionalidad del cambio esclara. La Constitución dice de forma meridiana en su artículo 32 que el derechoal matrimonio es del hombre y de la mujer. Es evidente que los constituyentescuando lo redactaron pensaban una institución que tenía como protagonistas ados personas de sexo diferente. Pero puestos a hacer interpretaciones todocabe. Y ha quedado claro que el que un magistrado sea de "derechas" nosignifica que defienda la diferencia dentro del matrimonio.

¿De qué es esto prueba? De que hayevidencias, sobre todo en un terreno tan esencial como es la complementariedadsexual, que han desaparecido. Es lógico que en este momento se recuerde que nien los momentos en los que la homosexualidad era culturalmente más admitida, enla antigüedad clásica, se pensó en el matrimonio gay. Que se insista también enque se pierde uno de los fundamentos de la cultura occidental. Todo eso escierto. Pero lo más decisivo es que ya ni derecha ni izquierda entienden elvalor cultural de la diferencia y la complementariedad sexual que sustenta elmatrimonio. Y no será repitiendo principios como se recupere esa evidencia. Laprincipal respuesta a nuestra cultura que se hace toda andrógina y por lo tantoincapaz de una verdadera paternidad es el testimonio. Sólo una experienciapositiva de la capacidad de engendrar (tanto satisfacción como hijos ypersonalidades bien estructuradas) que tiene la diferencia permitirá colocar denuevo al matrimonio en su sitio. Y pueden hacer falta siglos. 

Noticias relacionadas

Powell y la polarización española
Mundo · F.H.
En las últimas horas ha muerto el que fuera secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell. Nacido en Harlem, de padres jamaicanos, creció al sur del Bronx y se graduó en el City College de Nueva York. ...
19 octubre 2021 | Me gusta 1
Tratados, Constitución y cómo evitar un Polexit
Mundo · Miguel de Haro Izquierdo
En el tablero de las relaciones internacionales se diseña y está en juego una importante partida sobre la primacía, a corto y medio plazo, sobre qué región y qué país van a poder dominar el mundo de los negocios, la economía, la cultura, el desarrollo tecnológico, la geopolítica, las...
13 octubre 2021 | Me gusta 4
Elecciones en Alemania. “Willkommen” al futuro
Mundo · Ángel Satué
Cuando pienso en la política alemana, siempre alcanzo a recordar a Helmut Kohl. También me saltan a la memoria Margaret Thatcher, Mitterrand y González, al que el tiempo mejoró. Los cuatro son parte del pasado político de Europa, y piezas fundamentales. ...
1 octubre 2021 | Me gusta 3