Goleada del matrimonio homosexual, tiempo para la diferencia

Mundo · P.D.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
6 noviembre 2012
El Tribunal Constitucional ha respaldadoen España el matrimonio homosexual. Lo llamativo es que el sí a la reforma quehizo Zapatero se ha obtenido con un fallo en el que 8 de los magistrados han votadoa favor y 3 en contra. El pronunciamiento se ha producido después de que serenovara la composición del Tribunal en julio. La tradicional división de losmagistrados entre conservadores y progresistas hacía pronosticar una victoriacon 6 votos de los progresistas a favor y 5 en contra. Uno de los magistrados,Francisco José Hernando, había sido apartado por haberse pronunciado en contrade la reforma. Pero la sorpresa ha sido que dos de los magistradosconservadores de los que se esperaba un voto en contra han apostado por elmatrimonio homosexual. 

La inconstitucionalidad del cambio esclara. La Constitución dice de forma meridiana en su artículo 32 que el derechoal matrimonio es del hombre y de la mujer. Es evidente que los constituyentescuando lo redactaron pensaban una institución que tenía como protagonistas ados personas de sexo diferente. Pero puestos a hacer interpretaciones todocabe. Y ha quedado claro que el que un magistrado sea de "derechas" nosignifica que defienda la diferencia dentro del matrimonio.

¿De qué es esto prueba? De que hayevidencias, sobre todo en un terreno tan esencial como es la complementariedadsexual, que han desaparecido. Es lógico que en este momento se recuerde que nien los momentos en los que la homosexualidad era culturalmente más admitida, enla antigüedad clásica, se pensó en el matrimonio gay. Que se insista también enque se pierde uno de los fundamentos de la cultura occidental. Todo eso escierto. Pero lo más decisivo es que ya ni derecha ni izquierda entienden elvalor cultural de la diferencia y la complementariedad sexual que sustenta elmatrimonio. Y no será repitiendo principios como se recupere esa evidencia. Laprincipal respuesta a nuestra cultura que se hace toda andrógina y por lo tantoincapaz de una verdadera paternidad es el testimonio. Sólo una experienciapositiva de la capacidad de engendrar (tanto satisfacción como hijos ypersonalidades bien estructuradas) que tiene la diferencia permitirá colocar denuevo al matrimonio en su sitio. Y pueden hacer falta siglos. 

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3