Gobierno y retos del Ejecutivo Gentiloni

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.953
14 diciembre 2016
El lunes 12 de diciembre, sobre las 18:00 de la tarde, Paolo Gentiloni daba a conocer la lista de su nuevo Gobierno, que bien puede ser calificado de ´Renzi II´ o ´Renzi-bis´, en la medida en que hasta doce ministros del Ejecutivo anterior no solo continuaban en el Ejecutivo, sino que incluso repetían sus carteras. Solo dos ministros cambiaban de lugar: Angelino Alfano dejaba Interior pasa pasar a dirigir la cartera de Asuntos Exteriores, ministerio que había dejado libro el propio Gentiloni, mientras Maria Elena Boschi, una vez la reforma constitucional se había quedado en el camino, pasaba a ocupar la Subsecretaría de la presidencia del Consejo de Ministros, puesto que, a su vez, dejaba vacante Claudio de Vincenti para hacerse cargo de un nuevo ministerio (este sin cartera) dedicada a la ´Cohesión y el Mezzogiorno´, en un claro guiño hacia el sur de Italia, que tan duramente ha tratado a Matteo Renzi en el ´referendum´ del pasado 4 de diciembre, hartos de décadas y décadas de abandono. Por delante, muchos retos, destacando tres: una ley electoral, el saneamiento de las entidades financieras y, como ya viene siendo costumbre, el crecimiento del país, estancado desde hace más de una década y media.

El asunto más urgente es, con diferencia, el saneamiento del sector bancario, que tiene concedidos en este momento 360.000 millones de euros en créditos morosos, de los que 160.000 están calificados ya de cobro directamente imposible. En ese sentido, lo primero es abordar el problema que concierne a la tercera entidad del país, el Monte dei Paschi di Siena (MPS), que se encuentra en riesgo de quiebra y podría ser el primero en recibir la ayuda del Estado. Este saneamiento, junto con el del resto del sistema financiero, va a generar un enorme malestar social y por ello será necesaria mucha “mano izquierda” por parte de Gentiloni que, eso sí, sabe que tiene en Mario Draghi, Presidente del BCE, a su mejor aliado.

Con un escenario preelectoral, y a pesar de la petición de Matteo Renzi que de que el gobierno que le sucediera fuera de “gran coalición”, la realidad es que Gentiloni habrá de contar con los mismos apoyos que ha tenido el político toscano durante casi tres años, y poco más. Berlusconi, por ejemplo, se ha negado a entrar en el Gobierno, aunque sí es posible que su grupo parlamentario (que sigue siendo importante, ya que tiene noventa y dos parlamentarios entre diputados y senadores) apoye algunas de las leyes fundamentales, y de ahí la elección de Gentiloni, un hombre bien visto en círculos del exPrimer Ministro. No obstante, debe recordarse que en el Senado (que es donde más difícil es lograr la mayoría parlamentaria) hay muchos votos con los que potencialmente se puede contar, ya que los únicos grupos que seguro nunca apoyarán al Gobierno (al menos si nos atenemos a sus declaraciones) son el Movimiento Cinque Stelle de Beppe Grillo y la Liga Norte de Matteo Salvini, que suman un total de cuarenta y siete senadores de 320 posibles, entre otras cosas porque ambos quieren elecciones ya y, además, en el caso de Cinque Stelle, nada tiene que ver con el problema financiero porque no estaba en el gobierno cuando este tema se inició, allá por 2009.

Por ello, como decimos, el Gobierno que ha conformado el nuevo Primer Ministro es claramente continuista con el anterior, continuando todos los ´pesos pesados´. Economía y Finanzas sigue en manos de Pier Carlo Padoan, como Infraestructuras y Transportes continúa bajo el control de Graziano Delrio y, a su vez, Desarrollo Económico sigue a cargo de Carlo Calenda. Hay ministros que, incluso, se mantienen en el Gobierno a pesar de haber tenido ya tres primeros ministros diferentes: es el caso de Angelino Alfano, que ha sido en estos poco más de tres años y medio que llevamos de legislatura Viceprimer Ministro, Ministro del Interior (este cargo lo desempeñó tanto con Letta como con Renzi) y finalmente Ministro de Asuntos Exteriores; de Graziano Delrio, que ha pasado por el ministerio sin cartera para Asuntos Regionales y Autonomía para, con Renzi, ser primero Subsecretario de la Presidencia del Consejo de Ministros y, finalmente, tras la dimisión de Maurizio Lupi, Ministro de Infraestructuras y Transportes; de Dario Francheschini, que ha cambiado el ministerio sin cartera de relaciones con el Parlamento y la coordinación de la Actividad del Gobierno por el de Bienes Culturales (que ya desempeñó con Renzi y ahora también lo hará con Gentiloni); de Andrea Orlando, que fue Ministro de Medio Ambiente y Vigilancia Marítima a Ministro de Justicia tanto con Renzi como con Gentiloni; y de Beatrice Lorenzin, que ha ostentado la cartera de Sanidad en los tres últimos gobiernos italianos. Respecto al ejecutivo de Renzi, continúa Madia en el ministerio de Simplificación de la Administración Pública; Enrico Costa repite en Asuntos Regionales; Roberta Pinotti, en Defensa; Maurizio Martina, en Política Agrícola, Alimentaria y Forestal; Galletti, en Medio Ambiente y Vigilancia Marítima y Terrestre; y Giuliano Poletti, en Trabajo y Política Social.

Quien sí se cae del gobierno es Stefanía Giannini, dejando Instrucción Pública en manos de Valeria Fedeli, Vicepresidenta del Senado. Nuevos también son el titular de Interior, Marco Minnitti, un experto en temas de seguridad y terrorismo; y Lotti, que llevará un ministerio (eso sí, sin cartera) que hasta ahora no existía, el de Deporte. También entra en el Gobierno la magistrada Finnochiaro, toda una veterana de la política italiana. Un gobierno que, por cierto, ya cuenta con la confianza del Parlamento: mientras la Cámara de Diputados se la dio el día 13 con 368 votos a favor por solo 108 en contra, en el Senado Gentiloni ha obtenido exactamente los mismos votos que Renzi en 2014: 169, por 99 contrarios. Lo que habrá que ver es cuánto es capaz de resistir esta mayoría en la que solo hay de margen nueve diputados. Renzi consiguió ampliarla a unos 180: ¿podrá también Gentiloni? El tiempo lo dirá.

  

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6