Gaza, símbolo de la «bancarrota ética» de Occidente

Mundo · Mauro Primavera
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2
31 enero 2024
La situación en Gaza es cada vez más dramática: la ciudad está reducida a un montón de escombros, la emergencia de los desplazados empeora cada día y escasean los productos de primera necesidad.

Un acontecimiento que podría complicar aún más las operaciones de primeros auxilios es el incidente que tuvo lugar el 16 de enero en la frontera entre Israel y Egipto: en el paso fronterizo de al-Awja-Nitzana, por donde pasa la mayor parte de la ayuda humanitaria destinada a la Franja, las fuerzas armadas egipcias abrieron fuego contra unos narcotraficantes que se disponían a cruzar la línea fronteriza. Como señala L’Orient Le-Jour, Israel cree que el suministro de armas a Hamás tiene lugar precisamente entre los pasos de al-Awja y Rafah y, por este motivo, podría aprovechar el conflicto en curso para ocupar militarmente el paso junto con todo el corredor «Philadelphi», es decir, la zona fronteriza entre Egipto y Gaza. De este modo, el Estado judío obtendría un control casi total sobre el tránsito de mercancías y personas. Sin embargo, El Cairo ha hecho saber que no aceptará una presencia israelí a lo largo de Philadelphi», señal de que las relaciones entre ambos países son tensas. Por otra parte, como lo calificó el Washington Post, se ha logrado un «raro avance diplomático»: agentes del Mossad han permitido, gracias a la mediación de Francia y Qatar, el envío de un cargamento de medicamentos destinados al tratamiento de los rehenes israelíes retenidos por Hamás y los habitantes de la Franja de Gaza.

En el ámbito diplomático, cabe destacar el plan de paz propuesto por Arabia Saudí, país preocupado por la ola de escalada e interesado en proteger sus intereses y las inversiones de Vision 2030, el programa estratégico impulsado por el gobierno para innovar el modelo económico del país. El 16 de enero, el ministro saudí de Asuntos Exteriores, Faysal bin Farhan, declaró en la Cumbre de Davos que el reino podría reconocer a Israel siempre que se llegara a un acuerdo sobre la creación de un Estado palestino, una propuesta que encontró el favor de la administración Biden. Tal negociación, según el diario libanés L’Orient Le-Jour, sería la solución óptima para todos los actores: «Netanyahu está lidiando con divisiones internas y podría acelerar el proceso; del mismo modo, a Biden le gustaría concluir un acuerdo antes de la próxima primavera y de su campaña presidencial». Por su parte, Riad no parece tener prisa por firmar un acuerdo, ya que puede haber recibido garantías de los «estadounidenses» antes de los ataques occidentales contra los huthies, además de haber normalizado ya sus relaciones con Teherán en marzo de 2023. De momento, sin embargo, parece imposible convencer al primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, quien, casi en tono desafiante, ha descartado cualquier plan de partición del territorio afirmando que «en el futuro, el Estado de Israel controlará todo el territorio desde el río [Jordán] hasta el mar [Mediterráneo]», haciendo suyo el lema de la causa palestina.

Mientras tanto, continúan los comentarios sobre la acusación de genocidio presentada por Sudáfrica contra Israel ante el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya. En el diario saudí en lengua inglesa Arab News, Mohamed Chebaro observa que el juicio podría ser, independientemente del resultado final, un primer paso hacia la desescalada y el fin de las operaciones militares. Para el periodista anglo-libanés, es muy probable que incluso en caso de condena de Israel, ésta no sea ratificada por el Consejo de Seguridad de la ONU debido al veto de Estados Unidos y el Reino Unido. Para Chebaro, un veredicto que aceptara los argumentos esgrimidos por Sudáfrica tendría, sin embargo, consecuencias éticas: el reconocimiento del genocidio en Gaza infundiría en el Estado Mayor israelí una especie de remordimiento  (si no un verdadero sentimiento de culpa) induciéndole a realizar un cambio de estrategia que incluyera un mayor compromiso con las negociaciones y la desescalada militar en la Franja.

La cuestión moral del conflicto es un tema cada vez más presente en parte de la prensa internacional. Por ejemplo, Hamid Dabashi, profesor de estudios iraníes y literatura comparada en la Universidad de Columbia de Nueva York, denuncia el grave estado del pensamiento filosófico europeo, que, según él, está al borde de la «bancarrota ética»: «imaginemos que Irán, Siria, Líbano o Turquía, armados hasta los dientes y protegidos por Rusia y China, quisieran bombardear Tel Aviv durante tres meses, día y noche, matando a cientos de miles de israelíes, mutilando a muchos más y produciendo millones de desplazados, convirtiendo la ciudad en un montón de escombros, como ocurre hoy en Gaza». Un escenario así «no se toleraría ni un solo día» debido a la «esfera moral imaginaria y al universo filosófico de esa cosa que se llama a sí misma Occidente». No se trata sólo de un doble rasero utilizado por las cancillerías europeas y norteamericanas por cálculo político, sino de algo más profundo que toca las cuerdas más sensibles del pensamiento occidental. Adoptando casi una perspectiva tribal, tiende a excluir todo lo que está fuera de su esfera cultural, menospreciando el valor de otros pueblos y culturas. Dabashi toma como ejemplo el caso de Jürgen Habermas, influyente filósofo alemán, que supuestamente «ha justificado la carnicería» llevada a cabo por los israelíes. De ahí la pregunta retórica del autor: si Habermas, de 94 años, no muestra humanidad hacia los palestinos, ¿sigue teniendo sentido considerar su proyecto filosófico? En la misma línea se expresa Hina Rabbani Khar, ex ministra de Asuntos Exteriores de Pakistán, que comenta en Al Jazeera la «crisis de credibilidad» de Occidente: «la amenaza más grave para el orden liberal», advierte, «procede de las democracias liberales, y no de sus némesis autoritarias», debido a la discrepancia cada vez mayor entre los valores promovidos y su conducta. El problema, argumenta Khar, no es la ineficacia de la ONU y las organizaciones internacionales, sino el hecho de que Estados Unidos y el Reino Unido, miembros del Consejo de Seguridad, hayan vetado al menos dos resoluciones para aplicar un alto el fuego en la Franja.

Artículo publicado en Oasis


Lee también: ¿Qué quieres Hamás?


¡Sigue en X los artículos más destacados de la semana de Páginas Digital!

¡Recuerda suscribirte al boletín de Páginas Digital!

Noticias relacionadas

Dos años de guerra: odiar o no odiar
Mundo · Ángel Satué
Dos años de guerra. “¿Todavía siguen en guerra en Ucrania, papá?”. Es evidente que las conversaciones de adultos, cuando los niños van teniendo una edad, es más difícil tenerlas fuera de su radar. “Sí, bonita, pobre gente, reza por ellos”....
28 febrero 2024 | Me gusta 3
Netanyahu no sobrevivirá a un acuerdo con Hamás
Mundo · Claudio Fontana-Mauro Primavera
Siguen circulando rumores sobre un posible acuerdo entre Israel y Hamás. La propuesta presentada por los mediadores qataríes, egipcios y estadounidenses consiste en que todos los rehenes que siguen en manos de Hamás sean liberados durante una tregua de seis semanas....
14 febrero 2024 | Me gusta 1