Garzón como excusa

España · M. Medina
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
14 abril 2010
El PCE de finales de los años 70 aceptó la monarquía, la bandera nacional, apoyó la regulación constitucional que apostaba por la laicidad positiva. Los comunistas represaliados por Franco, la única oposición cuando el PSOE era un partido de cuadros, hicieron posible la transición. Los católicos, que habían sido perseguidos y martirizados durante la República, hicieron posible la transición. La ley de amnistía del 77 fue una de las fórmulas con las que se concretó el deseo de reconciliación.

Desde hace siete u ocho años, el PSOE de Zapatero ha resucitado los fantasmas de la Guerra Civil. Era el modo de impedir una tercera legislatura del centro-derecha. Era necesario romper el pacto elemental, la narración común que con mucho esfuerzo y mucho sentido común construyó la generación de la posguerra. La causa general que contra el franquismo abrió Garzón estaba en este contexto.

La decisión de un juez de izquierdas, Luciano Varela, de sentar al magistrado estrella en el banquillo, por indicios de prevaricación, ha servido como pretexto para desempolvar el guerracivilismo que sufrimos desde 2003. El acto que han celebrado esta semana los sindicatos, acusando al Supremo de complicidad con la torturas del franquismo, es un acto de presión y, sobre todo, una provocación. Como el encierro, por llamarlo de algún modo, de los actores de la ceja. Provocación del Gobierno, que estaba con los sindicatos, representado por Gaspar Zarrías, todo un secretario de Estado.

Garzón cumple su servicio a la causa rentista, convirtiéndose en víctima. Es la percha perfecta para movilizar a la izquierda de la izquierda. Conviene no caer en la trampa. No separarse un milímetro del espíritu de la transición, que es el que domina en la mayoría de los españoles.

Noticias relacionadas

12 M: “Más de lo mismo o una nueva ruta»
Entrevistas · Fernando de Haro
La decepción es común en los diversos frentes también en el campo político, pues cada trinchera sabe perfectamente que carece de fuerza para imponerse completa y claramente a la(s) contraria(s)....
8 mayo 2024 | Me gusta 2
La democracia no necesita un salvador
España · Carmen Martínez
En una democracia un presidente del Gobierno no puede decir cómo se ejerce la libertad de expresión. En una democracia liberal la libertad de expresión y de prensa son derechos fundamentales que sólo están limitados por otros derechos fundamentales. ...
30 abril 2024 | Me gusta 3
Puigdemont busca incentivar el «procés»
Entrevistas · Juan Carlos Hernández
Valentí Puig analiza el momento preelectoral en Cataluña que vive un momento de desconcierto y fatiga según el escritor para el que las urgencias de la sociedad catalana se alejan de la cuestión identitaria....
30 abril 2024 | Me gusta 2