Falsos discursos

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.576
20 febrero 2014
Hay días en que algunas noticias , traspasan el umbral de la tristeza, y se sitúan en el terreno del dolor. Sientes realmente que te han herido, que te han hecho daño,

Hay días en que algunas noticias , traspasan el umbral de la tristeza, y se sitúan en el terreno del dolor. Sientes realmente que te han herido, que te han hecho daño, y descubres que la rabia e impotencia que otras veces has experimentado, y te hacen reaccionar de forma enérgica, no siempre funcionan.

Afortunadamente, hoy tenemos un gran aliada como es internet, para encontrar voces alzándose, denunciando y condenando las aberraciones que de forma cada vez más sutil se instalan en las conciencias de muchos, bajo apariencia de bien para la humanidad.

Escribía John Kennet Galbraith : “Para manipular fácilmente a la gente, es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula” Oyendo lo que a veces oigo en el transporte público o salas de espera, o incluso entre amigos, ¡que tranquila está la conciencia!…

Me dolió, cuando  leí que  el parlamento de Bélgica, aprobaba la ley para la eutanasia infantil. Aún no hemos aprendido del  horror de los campos de concentración: la muerte, el exterminio, la selección para decidir quien vive y quien muere… Lo triste es que los políticos apelen al sentimiento mayoritario de la población, para llevarlo a cabo. Estoy convencido de que se les presentan  miles de sensibilidades populares, a las que nunca prestarán ni un segundo de su tiempo parlamentario.

He visto más de una vez, personajes  públicos y famosos, que cuando les toca de cerca, algunos de los que ellos llaman ´dramas humanos´, se entregan afanosamente  a la causa. Buscan donativos ,crean fundaciones y recogen firmas de solidaridad, que apoyen las investigaciones y recursos que mejoren la calidad de vida de sus seres queridos, enfermos o  con alguna discapacidad. Se apuntan a todos los programas y entrevistas, para que todos se enteren de que vale la pena luchar por esa o por aquella  dolencia que se ha instalado en su vida. Entonces ya no se habla de costes sanitarios, las ambigüedades se dejan y enarbolan la bandera de la verdad : La dignidad y valor de la persona.

En los días de mi hospitalización, entró la señora de la limpieza a realizar su trabajo. Mi esposa comentó que venía de urgencias de visitar a un conocido, y que estaba colapsada , que la mayoría eran ancianos. La empleada que limpiaba, se coló en la conversación y dijo bien alto:“ Ufff, el dinero que nos cuesta toda esa gente mayor”… Nos quedamos desconcertados . Tuvimos nuestras palabritas con ella…

¿Estaba insinuando con su intrusión ,que  “esos que ya no sirven”, para que no suponga un gasto para el Estado, hay que mandarlos a casa y  dejarles morir? También los políticos nos cuestan mucho dinero, y se lo permitimos todo. ¡Incluso que sean corruptos!…Manipulación, lavado de cerebro,mentiras…, seguimos en los campos nazis. Y  muchos,creyendo  y afirmando que no pasa nada.

Hoy sabemos lo que siente el feto humano en el vientre de la madre, conocemos casos en estado de coma que hablan de experiencias conscientes, durante su aletargamiento ;descubrimos, testimonios de personas discriminadas por su cromosoma extra, capaces de acabar unos estudios universitarios. Demasiadas vidas en la actualidad, que están siendo etiquetadas como deformes, defectuosos, tarados, deficientes , anormales , presentados ante unos legisladores, que no dudan en estamparles el sello de:  “ tirar a la basura”, ´destruir´, exterminar… ¡Matar!

El hedonismo se ha apoderado de esta sociedad, incapaz de  mirar a los ojos a la dignidad humana, al dolor y al sufrimiento. No importa el otro, se confunde el placer con la felicidad y se destierra cualquier imagen y situación que moleste a la conciencia. Los gobernantes ,recurren al utilitarismo y a la tecnocracia   que enmascaran con eufemismos, convenciéndonos de sus decisiones que presentan como bien,  para  el sistema . Han vuelto a instalarnos en la cultura de la muerte, del asesinato y aniquilación de inocentes .Ya pueden ponerles los nombres que quieran, y buscar las excusas que les permita dormir tranquilos. Aquí como en su día en los campos nazis, se trata de  selección, crimen  y exterminio.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6