¿Este PP tiene algún ideal por el que luchar?

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2.233
2 septiembre 2015
El PP es una nave demasiado pesada para virar el rumbo sin embargo le urge renovarse o morir sin desperdiciar nada de lo bueno que queda de la gaviota.

 A la hora de hacer balance de la última legislatura una de las primeras palabras que vienen a la mente es la corrupción. Si bien es cierto que no es exclusiva del partido en el gobierno, también es verdad que hemos podido comprobar como más gente de lo normal, y no precisamente personas que estaban pasando necesidades, se ha dejado llevar por la avaricia en el Partido Popular. Esto no significa que todos sus militantes tengan tal comportamiento execrable. No se le puede echar la culpa a un concejal cualquiera de un pueblo de Tenerife por lo que pueda o no hacer el señor Rato, pero sí es indicativo que sean parte de las élites del partido los principales protagonistas de los últimos escándalos. ¿Con qué criterios se eligen a estas personas?

 Hay varias acciones que urgen realizar. La primera una sana división entre el Poder Judicial y el Poder Político, reforma en la que el PP no apoyo a Gallardón. La segunda mecanismos de autocontrol por parte de los propios partidos. ¿Pueden gastar más de lo que legalmente ingresan? ¿Cuáles son los criterios para elegir a los dirigentes? En este punto las elecciones internas, con las debidas garantías, dentro de los partidos para elegir sus candidatos puede ayudar en algo.

 Otra de las palabras que surgen al hacer balance de estos últimos cuatro años es la economía, la cual ha dado un vuelco importante. Esto es innegable, ¿quién se acuerda ya de la prima de riesgo? La situación ha mejorado aunque a costa excesivamente de la clase media y sin realizar las reformas necesarias, ¿en qué ha quedado el problema de las duplicidades en las administraciones?  El gobierno ha perdido una ocasión propicia para hacer algunos ajustes como plantearse seriamente si es necesario o no las televisiones públicas. En medio de una fuerte crisis y recortes, ¿cuántos canales de televisión públicos se han cerrado a pesar de sus sangrantes pérdidas? Si la memoria no me falla solo el canal Nou de gestión autonómica no estatal. Y así podríamos ir sumando… se ha cogido el camino fácil que es hacer los recortes, que había que hacerlos, pero no parece que se hayan arreglado los cimientos de la casa y el próximo huracán, a modo de ciclo económico negativo, puede echar por tierra buena parte de la recuperación.

 En los últimos cuatro años el PP se ha dejado demasiadas cosas por el camino: debilidad ante los envites de los nacionalistas pero ¿tan difícil es explicar que una Cataluña independiente está fuera del euro y de la CEE por decir alguna cosa muy básica?, ¡Felipe González, al menos, ha escrito una carta! Otros temas que han producido un profundo malestar en muchos de sus votantes son el aborto (¡no han reformado lo que habían denunciado en al Tribunal Constitucional!) y la relación con las víctimas del terrorismo… Parece que no tienen ningún ideal por el que luchar y es que la economía no lo es todo. Es sintomática la larga lista de bajas del Partido Popular: Mayor Oreja, San Gil, Vidal-Quadras, Ortega Lara, ¿Aznar?… La cúpula del PP ha perdido la esencia de los fundamentos del partido entre en los que se encontraba el humanismo cristiano. Civilización cristiana que como expresaba el Beato Robert Schumann, “no han sido y no son siempre los creyentes íntegros quienes han llevado la democracia a progresos más decisivos. Las nociones cristianas han sobrevivido y actuado en el subconsciente de hombres que habían dejado de practicar una religión dogmática, pero que seguían inspirándose en sus grandes principios”. Olvidado este ideal, al que se refería unos de los Padres Fundadores de Europa, a los dirigentes actuales solo les queda la gestión económica.

 En la legislatura, por tanto, encontramos algunos aciertos: a nivel económico, la imagen de España y su influencia a nivel internacional han mejorado ostensiblemente, la gestión del terrorismo Yihadista parece dar frutos… Probablemente sea el partido con mejor y mayor número de gestores en los distintos niveles de la administración por capacidad y experiencia pero sí es cierto que la dinámica del partido es decadente y su cúpula no parece o no se quiere enterar de la situación. El PP es una nave demasiado pesada para virar el rumbo sin embargo le urge renovarse o morir sin desperdiciar nada de lo bueno que queda de la gaviota.

 

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6