Enseñanzas y retos

España · A.C. Democracia y Desarrollo
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
3 diciembre 2012
Uno de los grandes logros de las fuerzas democráticas ha sido la alianza unitaria para competir en las elecciones presidenciales de octubre pasado y en las de gobernadores del próximo diciembre. Fue una verdadera lección de madurez y capacidad de negociación entre fuerzas de muy diverso origen, que antepusieron las luchas ideológicas que los enfrentaron y las confrontaciones políticas ante el imperativo de unidad. La fortaleza de la alianza fue puesta a prueba por el trauma de la derrota, la descarada parcialización del CNE y la puesta del aparato del estado en pleno al servicio de su campaña electoral.

La disposición a la unidad no oculta el malestar que dejó el 7 de octubre Tres fuentes lo alimentan: Primero, la de quienes piensan que Primero Justicia  actuó de manera sectaria, dejando pocos espacios de participación a las demás fuerzas políticas, lo que habría incidido en el resultado final. Segundo, la de quienes creen que la campaña tuvo un cierto sesgo hacia la clase media, una gran ambigüedad en sus promesas a los sectores populares, y no fue suficientemente cuestionadora del régimen de Chávez. Y en tercer lugar, quienes creen que hubo aceptación resignada de los resultados ofrecidos por el CNE y muy débil reacción de la MUD ante el ventajismo y abuso de poder oficial con el amparo de la mayoría del CNE.

Aceptando como veraces tales señalamientos, debemos sin embargo afirmar que es indispensable repetir o aumentar la votación obtenida por la oposición el pasado octubre para dificultar los planes de expansión totalitaria de Chávez.

Su nueva meta de dominación es  un régimen socialista al estilo del  cubano. Sin embargo, si el próximo 16 de diciembre logramos levantar en las regiones los necesarios muros de contención que constituyan las gobernaciones de estado en manos del pueblo, esta pretensión de expansión totalitaria  se torna en esa misma medida más difícil e inviable.

La Mesa de  Unidad Democrática tiene clara la situación. Ha designado a Ramón Guillermo Aveledo Coordinador Nacional de la campaña, para que en compañía de los Gobernadores tome todas las  medidas indispensables para seguir preservando la unidad y al doctor Ramón José Medina, como Adjunto para suministrar apoyo a los distintos candidatos con el financiamiento de parte de sus gastos en la campaña, y eventualmente conseguirles entrevistas en  medios de comunicación amigos.

Noticias relacionadas

El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 5
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 5
Nacionalismo, Freud y principio de realidad
España · Ángel Satué
Ser español. Una identidad nacional que es premisa fundamental en mi persona. Verdadera. Compruebo que me corresponde. Como respirar y comer, como amar y soñar. ...
25 junio 2021 | Me gusta 3