Elecciones en Venezuela

Enseñanzas para quien quiera oírlas

Mundo · R.F.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
27 septiembre 2010
El pueblo venezolano marcó ayer muchas enseñanzas, pero, como siempre, sirven para los que saben oír y quieren aprender. La primera enseñanza es para el mismo pueblo.

Siempre dijimos que el presidente Chávez nunca ganó, sino que perdieron los partidos políticos porque no supieron oír y responder a las necesidades y aspiraciones populares. Por ello el pueblo votó por un cambio, y fue Chávez quien primero levantó la "bandera" del cambio.

Ayer el pueblo venezolano demostró que se equivocó en aquella oportunidad. Ayer, un 52% votó en contra del presidente y del Socialismo del Siglo XXI, porque el presidente (como es su costumbre) hizo de estas elecciones un plebiscito sobre su persona y el "socialismo del siglo XXI", un invento que ni él mismo conoce.

Todavía en Venezuela (y en muchos países de nuestra Latinoamérica), los pueblos no diferencian los discursos y promesas de los proyectos y las realidades, de la misma forma que muchas veces no puede elegir, sino sólo optar por el mal menor.

Una segunda enseñanza es para la oposición.

Se avanzó en la unidad, pero quedaron muchas heridas internas que deben ser cicatrizadas y rápidamente. Desde ahora la oposición debe aprender del presidente Chávez, debe saber escuchar más y hablar menos, prometer menos y hacer más.

Como en el sacramento de la Confesión, algunos dirigentes de los partidos de oposición no han hecho un acto de contrición, tampoco un propósito de enmienda, aunque sí tengan (como todo el pueblo) que pagar la penitencia.

Se avanzó en la organización, pero falta mucho, especialmente para hacer frente a un régimen que no respeta ni la Constitución, ni las leyes, y que intenta perpetuarse, no importa cómo.

Es loable haber obtenido estos resultados (aunque no se logró la mayoría calificada), frente a un régimen en una brutal disparidad de condiciones (económicas y logísticas).

Pero el que más tiene que aprender es el presidente Chávez.

Cualquiera puede mentir, pero debe saber que tarde o temprano la verdad aparece, y es estúpido querer vivir mintiendo o intentando manipular al pueblo.

El presidente debe saber que ya se inició el declive. Estas elecciones son el inicio del fin, y debe preguntarse cómo quiere que su imagen se fije en la historia: con la humildad de los grandes hombres, pasar desapercibido en las sombras, o la vergüenza de ser depositado en el basurero de quienes se aprovecharon del pueblo por mediocres y despreciables apetitos personales.

El presidente sabe que perdió, porque es más importante el 52 por ciento que votó en contra que la pírrica mayoría que sacó en la Asamblea Nacional (por el invento anticonstitucional de modificar las circunscripciones electorales para que favorezcan al régimen, y no a una representatividad democrática), y a pesar de la represión que utilizó contra quienes compra como esclavos, obligando a las camisas rojas a ir a sus manifestaciones, pero que no pudo hacerlos votar como él quería; la apropiación indebida de fondos del Estado para su partido, etc. etc.

Y también debe saber que si intenta desconocer la voluntad popular, como lo hizo con la Alcaldía Mayor de Caracas, las condiciones han cambiado y puede llevarse muchas sorpresas.

Con más de un 60 por ciento de participación, el pueblo venezolano ayer nos brindó muchas enseñanzas, que además deberían ser de utilidad para todos los dirigentes políticos latinoamericanos (en lugar de gastarse en ridículas felicitaciones oficialistas).

Como siempre, las enseñanzas pueden ser muy buenas, pero de nada sirven si no son aprendidas y asumidas.

Noticias relacionadas

Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 1
El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2