En la cárcel se puede ser libre

Mundo · Kayla Mueller, asesinada por el Estado Islámico
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 205
12 febrero 2015
Páginas Digital publica la carta que la estadounidense Kayla Muller de 23 años escribió a su familia antes de ser asesinada por el Daesh.

Páginas Digital publica la carta que la estadounidense Kayla Muller de 23 años escribió a su familia antes de ser asesinada por el Daesh.

Si recibís esta carta significa que todavía estoy secuestrada pero que mis compañeros de celda han sido puestos en libertad.

Les he pedido que entren en contacto con vosotros para enviaros esta carta. Es difícil saber qué decir. Por favor, debéis saber que estoy en un lugar seguro, ilesa y sana (de hecho he subido de peso). Me han tratado con el máximo respeto y bondad.

Yo quería escribiros una carta bien pensada (pero no sabía si mis compañeros de celda se irían en los próximos días o los próximos meses). Solo me había dado tiempo a preparar un párrafo. Solo pensar en vosotros me provoca un mar de lagrimas.

Aquí solo he sufrido pensado en el mucho sufrimiento que os he causado. No voy a pediros perdón porque no lo merezco.

Recuerdo que mamá siempre me decía que en todo, al final, al único que tienes es a Dios. He tenido que venir a este lugar para que esas palabras se hicieran experiencia, en todos los sentidos de la palabra, me he rendido a nuestro creador, literalmente, no hay otra cosa… Y por Dios, por vuestras oraciones, me he sentido tiernamente acunada, en caída libre.

La luz se me ha mostrado, en la oscuridad, la luz. He aprendido que incluso en la cárcel uno puede ser libre. Estoy muy agradecida. He llegado a ver que hay algo bueno en cada situación, a veces sólo tenemos que buscar.

Rezo cada cada día y por eso he sentido cierta cercanía y entrega a Dios, y así se ha formado un vínculo de amor y apoyo entre nosotros… Os echo de menos como si hubiéramos vivido una década de separación forzada.

He tenido muchas largas horas para pensar, para pensar en todas las cosas que haré con Lex, para pensar en nuestro primer viaje de camping en familia, en la primera reunión en el aeropuerto. He tenido muchas horas para pensar y en vuestra ausencia, ya con 25 años, me he dado cuenta de vuestro lugar en mi vida.

Por favor, sed pacientes, confiad vuestro dolor a Dios. Yo sé que queréis que yo permanezca fuerte. Eso es exactamente lo que estoy haciendo. No tengais miedo por mí, seguir rezando y por la voluntad de Dios vamos a estar juntos pronto.

Noticias relacionadas

Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 2
El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2