Eli Paperboy Reed: la promesa

Cultura · Enrique Chuvieco
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
30 agosto 2008
Varios golpes de batería y un punteo que se convertirá en riff a lo largo de Stake your claim presagian algo realmente bueno, confirmado y agrandado con las primeras notas en la voz negra del blanquito Eli Paperboy Reed en su nuevo trabajo, Roll with you.

Este chico de Massachussets (1982) se ha subido poderosamente al carro del soul para agrandar el estilo que hicieran grandes los maestros Otis Redding, Sam Cooke o James Brown, y seguramente para mover la silla a la autodestructiva Winehouse. Talento no le falta a este muchacho de aspecto pijo y pulcra raya a la izquierda que con su banda, la True Loves (Amores verdaderos), ha conseguido los elogios de la prensa norteamericana en su segundo álbum.

He escuchado el disco varias veces (con I´m gonna getcha back he quemado el láser) y es una novedad entre tanta melodía calcada. Eli es un superdotado y le acompaña una banda que conoce perfectamente los "lugares" musicales del soul y del rhythm and blues, traducido en la batería, guitarras y el protagonismo indiscutible de la sección de viento a todo trapo (se agradece el silencio de violines, tan habitual en los maestros de la Motown). Con todo, la novedad se centuplica en la voz original de Eli Paperboy Reed y en sus registros vocales de negritud, recordando, en este sentido, a la Reina Blanca del Blues: Janis Joplin.

Por cierto, el apodo Paperboy le viene de los repartidores juveniles de periódicos. Les aconsejo que no pierdan de vista a este ciclón.

Noticias relacionadas

Un Hemingway inglés
Cultura · Silvia Guidi
Se acaban de cumplir treinta años de la muerte de Graham Greene, un escritor que sabía ver “la belleza que existe de verdad, no imaginaria, en lo que todos, convencionalmente, consideran y llaman feo, torcido, desagradable”....
6 mayo 2021 | Me gusta 6
La dificultad para ver a Cristo
Cultura · Angelo Scola
El nuevo dios con minúscula nos domina hasta tal punto que corremos el riesgo de volvernos incapaces de captar el misterio. Pero hay una alternativa...
8 abril 2021 | Me gusta 5