Elecciones vascas: ¿Cómo recuperar una mirada humana?

España · Juan Carlos Hernández
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
22 octubre 2012
Este domingo se han celebrado las elecciones autonómicas en Galicia y en elPaís Vaco. En esta última el PNV ha ganado las elecciones pero sin una mayoríaabsoluta, mientras los proetarras de Bildu han conseguido un aumentosignificativo de votos hasta llegar a ser la segunda fuerza política. Por otrolado, los partidos nacionales PSE (¡¿es verdaderamente nacional el PSE?!) y PPhan recogido una importante derrota electoral. Así se dibuja un panoramacomplejo en el que cabe esperar acuerdos puntuales del PNV con otros partidospara desarrollar la gobernabilidad.

En todo caso, conviene recordar que aunque se hayan desarrollado, segúnPatxi López, en un supuesto clima de libertad en esta región las elecciones quese han celebrado desde la restauración de la democracia nunca se han podidocalificar de normales ya que decenas de miles de vascos han tenido que emigrarpor la presión de la ETA y su entorno, con la consiguiente disminución de votoshacia los partidos nacionales.

A la vista de los resultados electorales parece que los nacionalistas gananla batalla ideológica. Pero PP y PSOE, fundamentalmente en sus dirigentesnacionales, son corresponsables al menos por omisión del empuje nacionalista.Nunca a excepción de la época de Redondo Terreros y Mayor Oreja han sidocapaces de ponerse de acuerdo en las cuestiones fundamentales que afectan alestado frente al desafío nacionalista. Y no solamente se han inhibido de suresponsabilidad sino que han acabado defenestrando a gente como María San Gil,Gotzone Mora o Redondo Terreros, por citar algunos de los ejemplos másheroicos, que podrían y que han intentado dar una alternativa cultural.

Quizá parte de los nacionalistas ven la independencia como una fachadaelectoral, como un discurso para enaltecer a las masas pero que en el fondosaben que es económicamente inviable. Pero el daño causado por el odiogenerado, aunque no se manifieste mediante atentados con víctimas, es difícilde reparar.

En medio de este escenario, ¿desde dónde se puede construir? ¿Cómo recuperarla confianza en las relaciones personales? ¿Cómo superar la sospecha de ver alotro como un enemigo? Las víctimas son un valor importante por su coraje yporque nunca han usado la violencia lo cual les honra. El Obispo de SanSebastián, José Ignacio Munilla, ha reconocido el gran déficit en elacompañamiento a las víctimas del terrorismo por parte de la Iglesia vasca peroal mismo tiempo advierte: "No es suficiente con derrotar al terrorismo -aunqueobviamente es necesario hacerlo-, sino que también es importante trascenderlo ysuperarlo moral y espiritualmente, sin dejarnos atrapar por la espiral de odioque genera." También pide a los creyentes que "aunemos nuestra oración por laconversión de los que se encuentran en esta situación, es decir, por su eternasalvación". Desde luego, frente al reclamo de Munilla solo hay dosposibilidades: o está loco o ha encontrado algo muy grande que le permitehablar con esta certeza. Cada uno tendremos que juzgar y ver que correspondemás con nuestro deseo de justicia.

Noticias relacionadas

El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 5
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 5
Nacionalismo, Freud y principio de realidad
España · Ángel Satué
Ser español. Una identidad nacional que es premisa fundamental en mi persona. Verdadera. Compruebo que me corresponde. Como respirar y comer, como amar y soñar. ...
25 junio 2021 | Me gusta 3