El viernes rojo y verde de Chávez

Mundo · A.M.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
11 enero 2010
El 18 de febrero de 1983 el Gobierno venezolano realizó una devaluación que se convirtió en un hito de la historia del país, el famoso "viernes negro", al cual siguieron numerosas crisis y más bajos que altos en la situación económica y social de Venezuela. En esa oportunidad el cambio del bolívar frente al dólar era de 4,30 bolívares (de los viejos) y la devaluación fue precedida por una gran crisis del precio del petróleo (principal fuente de ingresos del país).

El pasado viernes 8 de enero, el presidente Chávez anunció parte de unas nuevas medidas económicas, que incluye la primera devaluación del bolívar fuerte, que desde el 2003 se mantiene constante en un cambio de 2,15 por dólar. Aquél que hace un año, con el precio del petróleo a 30 dólares el barril, era según sus propias palabras "indevaluable" aun si el precio del barril llegara a cero. Sólo que ahora el barril está a 80 dólares, lo cual no lo justificaría.

El nuevo de tipo de cambio es doble, o mejor dicho triple, porque por primera vez el mismo ministro de Finanzas reconoce el mercado "gris", por no llamarlo negro, consecuencia de la política controladora del Estado y la cada vez más evidente ineficiencia de CADIVI (Comisión de Administración de Divisas) para asignar divisas a quienes las requieren. La primera banda se ubica a 2,6 bolívares fuertes (un aumento del 21 por ciento, y es destinado a la importación de alimentos, salud, maquinarias, otros pocos rubros y "todas las importaciones del Estado"; la segunda banda, tratando de recuperar un efecto psicológico que será humo en el bolsillo de los venezolanos, lo coloca a 4,30 bolívares fuertes por dólar para el resto de los sectores. Y finalmente al mercado "gris" lo regulará de manera inconstitucional el Banco Central inyectando dinero en el mercado para evitar una mega-devaluación ya no gris, sino verdaderamente roja, muy roja.

Luego de más de 10 años en el poder, Chávez dice que en Venezuela se importa todo y que es necesario promover la industria nacional, sustituir importaciones e incluso exportar. Para ello se han creado nuevos fondos como parte de las medidas económicas.  Luego de diez años de expropiaciones, estatalizaciones y destrucción del sector privado, ¿dónde van a encontrarse empresarios dispuestos a subir a este nuevo sueño revolucionario?

Lo que veremos de inmediato es una inflación del 21 por ciento en todos los productos que importa directamente el Estado y distribuye a través de su propia red (MERCAL) y a la cual sólo tienen acceso los sectores populares y aquéllos que se pliegan a su partido, el PSUV. El resto de los sectores, los cuales sufren un calvario para poder importar, al que llega un porcentaje pequeñísimo de las liquidaciones de CADIVI y que acuden al mercado "gris" para pagar a sus proveedores, sufrirá un impacto del 100%, además de la persecución que ya ha declarado el Gobierno a los "especuladores".

¿Al final quién sale ganando en todo esto? Evidentemente el pueblo no. Sino los empresarios boli-burgueses que tienen acceso a las divisas y al final al Gobierno, quien seguirá usando el mercado "gris" para que rindan más los dólares de un petróleo alto sumado a la baja productividad de todas las empresas que se han estatizado en los últimos años.

El presidente Chávez ha tomado, luego de mucho tiempo, una medida impopular que en el fondo era necesaria, al igual que el esperado aumento de la gasolina que no se sabe si tendrá el atrevimiento de hacer, sólo que, como siempre, ha sido totalmente improvisada y las motivaciones no han sido para el progreso y el futuro del país, sino para poder seguir pagando una revolución trasnochada, sin ideas y planteamientos serios, y al final poder tener una gran caja chica para financiar una campaña electoral para las elecciones parlamentarias en septiembre de este año, donde hay mucho en juego.

Siendo Venezuela el primer o segundo país con mayor inflación en todo el mundo (en este rango compite sólo con un par de países africanos que quisieran tener el PIB per capita de nuestro país), habiendo cerrado según cifras del propio Gobierno en un 25,1% para el 2009, ¿cómo se explica esta situación?

Ya no podemos usar las categorías de izquierda o derecha, ni siquiera los conceptos de revolución o contra-revolución para analizar ni la economía ni la política. Como dicen sus seguidores: Chávez es único, y esto es verdad. Por lo menos en los 70 u 80 se podían debatir ideas y uno podía saber por dónde venían los tiros de la otra parte, aquí en Venezuela con este "Viernes Rojo" el comandante Chávez no deja de sorprender con su pragmatismo y necesidad de muchos "Viernes Verdes", llenos de dólares para pagar su revolución. Para terminar de animar a sus seguidores del partido comunista o de izquierda que aún quedan en Venezuela y en el mundo, pueden mirar la declaración de este sábado, donde se declara marxista y cristiano (http://www.youtube.com/watch?v=HQivJdCYOW0&feature=player_embedded). Siendo así es entendible que convivan un discurso "revolucionario" muy populista con represiones totalitarias a la libre empresa y medios de comunicación y al final medidas económicas del "socialismo del siglo XXI", que incluye estatalismo y que no le falte ni una gota de petróleo al imperio.

Al final del día tendremos que ver cómo se mueven estas variables en este año crucial para nuestro país, incluyendo el impacto en el bolsillo de todo el pueblo venezolano, para cuya gran mayoría está primero cubrir sus necesidades básicas que idolatrar a su líder.

Noticias relacionadas

Sigue siendo el tiempo de la persona
Mundo · Giovanna Parravicini
Caso Navali, caso Protasevic, el pensamiento único sigue ejerciendo represión, pero a pesar de ello en Rusia, en algunas personas, se abren paso “milagros” de apertura...
16 junio 2021 | Me gusta 2
Para no morir de régimen
Mundo · Giovanna Parravicini
El pasado viernes 8 de enero, el presidente Chávez anunció parte de unas nuevas medidas económicas, que incluye la primera devaluación del bolívar fuerte, que desde el 2003 se mantiene constante en un cambio de 2,15 por dólar. Aquél que hace un...
23 mayo 2021 | Me gusta 2
Marruecos. Crecen las ganas de laicidad
Mundo · Alessandro Balduzzi
Aunque el islam sigue influyendo de manera significativa en la vida política y social del país magrebí, desde hace años varias voces disidentes rechazan el papel de la religión y piden un estado laico...
12 mayo 2021 | Me gusta 2
El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3