El turista

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
14 diciembre 2010
Con un sorprendente cambio de tercio, el director alemán Florian Henckel von Donnersmarck, tras dirigir la impresionante La vida de los otros, nos ofrece una comedia americana tan intrascendente como entretenida, El turista, nominada a los Globos de Oro.

Elise es una sofisticada y misteriosa mujer que es espiada muy de cerca por los servicios secretos británicos. Estando en París recibe un inquietante mensaje: debe coger un tren y marcharse a Venecia. En ese tren deberá elegir a un hombre y fingir una amistad con él. Elise obedece y se decide por Frank, un profesor de matemáticas de un instituto americano, que viaja a Venecia a hacer turismo. A partir de ese encuentro se va a desatar una sorprendente vorágine de enredos.

La intriga tiene referentes obvios en Hitchcock, dado que el inocente protagonista se ve envuelto en una maraña de peligros insospechados. Pero el ritmo y tono de comedia nos recuerda inevitablemente a Charada, de Stanley Donen. La elegante Audrey Hepburn es en este caso una fría y contoneada Angelina Jolie, y el galán un convincente Johnny Depp. Por encima de todo es una rabiosa comedia romántica que habla de un amor a prueba de bombas. Nunca mejor dicho. A la frescura clásica del guión, se añade el mérito de una esplendorosa Venecia, en exceso aseada, y un sentido del ritmo muy eficaz. La partitura de James Newton Howard es excelente, aunque no menor que la fotografía de John Seale.

Noticias relacionadas

Con la lámpara encendida
Cultura · Javier Mª Prades López
Publicamos la homilía de Javier Prades durante el funeral de Mikel Azurmendi el pasado 9 de agosto en la parroquia del Espíritu Santo de San Sebastián...
12 agosto 2021 | Me gusta 9