El trabajo del futuro se reparte entre el obrero, Mr. Facebook y Warren Buffet

España · Gian Luca Barbero
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
4 septiembre 2017
Entre las citas más interesantes del último Meeting de Rímini destaca sin duda el ciclo de encuentros organizado por Luciano Violante sobre la crisis y el cambio de época. Temas sobre los que merece la pena profundizar continuamente, en el ámbito de un debate amplio, más allá de la dimensión política (democracia, migraciones y economía), partiendo de la premisa de que –como ha dicho el Papa varias veces– la crisis es antropológica antes que económica o financiera.

Entre las citas más interesantes del último Meeting de Rímini destaca sin duda el ciclo de encuentros organizado por Luciano Violante sobre la crisis y el cambio de época. Temas sobre los que merece la pena profundizar continuamente, en el ámbito de un debate amplio, más allá de la dimensión política (democracia, migraciones y economía), partiendo de la premisa de que –como ha dicho el Papa varias veces– la crisis es antropológica antes que económica o financiera. De hecho, expresiones como “crisis antropológica”, “caída de las evidencias”, “cambio de época” no son completamente inteligibles, por el simple motivo de que vivimos en una etapa de transición, donde no es tan fácil focalizar los acontecimientos y situaciones.

Si abordamos desde este punto de vista la intervención de Ignazio Visco, gobernador del Banco de Italia, podemos encontrar varios puntos de reflexión.

El empleo representa el desafío más radical, tanto para garantizar la continuidad de la recuperación como de su incierta evolución. El impacto de las nuevas tecnologías y, en consecuencia, la inversión en innovación para competir a nivel global decidirán la supervivencia de las empresas, de ahí la importancia de una formación integral, según el gobernador. “Por un lado, hay que resolver los problemas contextuales y los servicios disponibles para las empresas, para su capacidad de nacer, crecer, y también cerrar cuando sea necesario, sin agravar la situación de la economía, por ejemplo también mediante su relación con el sistema bancario. Por otro lado, hay que invertir en todo, no solo para los jóvenes ni especialmente en su época académica, sino a lo largo de toda la vida, en adquirir los conocimientos y competencias necesarias para afrontar este siglo (…). El futuro exige invertir en conocimientos y competencias para poder avanzar en esta nueva etapa de la que no sabemos el resultado definido, pero sí sabemos que hay que tener capacidad para vivir esta nueva época”.

Un cambio que se ve claramente en uno de los ejemplos que puso el gobernador. Un smartphone actual tiene una potencia de cálculo casi 18.000 veces superior a los ordenadores más complejos de los años 60 (eso sin comparar las dimensiones). Por tanto, cualquier adolescente de hoy dispone libremente de una potencia exponencial frente a la que hace cincuenta años solo estaba en manos de unos pocos expertos en el sector y orientada a unos objetivos muy precisos. Eso no solo nos permite hacernos una idea del progreso conseguido sino también de las consecuencias culturales que comporta. Por lo que respecta al empleo, será vital adquirir inteligencias mucho más elásticas y adaptables a las que hasta ahora eran típicas del viejo mundo, aparte de unas competencias específicas, que serán menos determinantes. “El ejercicio del pensamiento crítico, la creatividad, la disponibilidad positiva ante la innovación, la capacidad para comunicar de un modo eficaz, la apertura a la colaboración y al trabajo en grupo”. En el fondo este es el sentido de la respuesta que, en un video citado por el gobernador, daba el rector de Harvard a alguien que se quejaba de que Zuckerberg le había robado la idea de Facebook: “Vaya, qué raro. Hoy en Harvard los estudiantes creen que inventarse un empleo es mejor que encontrarlo”. La conclusión del gobernador es que ha cambiado “la actitud en el trabajo”, es decir, el trabajo se concibe como un metabolismo del hombre con la naturaleza –podríamos decir– que ya no solo produce medios de subsistencia biológica, como ya identificó Marx, sino que se resuelve totalmente con la creatividad preliminar necesaria para ese fin.

Sin embargo, hay que explorar otro aspecto antropológico: ¿qué mente nacerá de los aparatos tecnológicos que integran nuestra persona? ¿Qué impactos tendrá, por ejemplo, en el ámbito afectivo? ¿Cómo vivirán los unos con los otros? ¿Se mantendrá esa estabilidad elemental insustituible para poner las bases de una productividad eficiente? Estos interrogantes que me suscitó la intervención del gobernador me parecen fundamentales para no caer en consideraciones parciales del problema.

Entre los numerosos temas tocados por el gobernador no se puede ignorar el relativo a la distribución de la riqueza y la desigualdad. Citando datos publicados ya en la prensa generalista, el gobernador quiso detenerse en la impresionante y progresiva reducción del número de personas en que se concentra la riqueza global: en 2010, 388 millonarios en todo el mundo poseían la misma riqueza que los 3.600 millones de individuos más pobres, para pasar a 62 millonarios en 2015, y tan solo ocho en 2016.

Estos días es noticia que Warren Buffett se ha convertido en el primer accionista del Bank of America, ejerciendo derechos de opción adquiridos en 2011, durante la crisis del sistema crediticio y obteniendo una plusvalía de 11.500 millones de dólares, llamada a incrementarse notablemente en previsión de generosos dividendos que la banca reconocerá en el futuro a sus accionistas, que ya este año aumentaron el 60%. Felicitándole por el éxito de esta apuesta, no podemos dejar de desear un beneficio más equitativo para todos.

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6