El rito

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
17 marzo 2011
Dentro del boom imparable del cine de posesiones y exorcismos, El rito del sueco Mikael Halfstrom caería en el saco de las películas serias, eso sí, no exenta de innumerables anacronismos e inexactitudes. Esta película se basa en la novela del periodista Matt Baglio, y que a su vez se inspira en la figura real del exorcista americano Gary Thomas. El argumento cuenta la historia de Michael Kovak, un diácono en crisis vocacional, que no quiere ser ordenado sacerdote. Entonces es enviado a Roma donde realiza un curso para exorcistas impartido por el dominico Padre Xavier. El escepticismo de Kovak va en aumento hasta que conoce a un anciano exorcista jesuita, el Padre Lucas, que le va a hacer dudar de su propia incredulidad.

El rito se abre con una cita de Juan Pablo II y sin duda es un film que apuesta por la existencia del Diablo y la verdad de los exorcismos católicos. Pero la película es demasiado morosa de la madre de todas las películas diabólicas, El exorcista, y encontramos excesivos elementos comunes: el sacerdote en crisis, la mala conciencia por haber dejado a su progenitor, el cura anciano que le ayuda a reencontrar su misión en la vida, el poseído que conoce frases que sólo ha oído el protagonista, y un largo etcétera. Por otra parte, es ridícula en sus tópicos y anacronismos sobre el Vaticano y las costumbres de la Iglesia, que demuestran un conocimiento muy escaso de las mismas.

Lo más interesante es el personaje que encarna Anthony Hopkins, el más humano y creíble. Los demás son muy esquemáticos, y en ellos se nota el guión. En fin, no se trata de una película de terror, sino una aproximación presuntamente fría al fenómeno del exorcismo. Sin duda interesante y ajena al cine de sabor esotérico, pero no le vendría mal un poquito más de realismo.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2