El recurso no usado de la sociedad civil

Mundo · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
1 septiembre 2009
Zapatero desde Estocolmo da algunas pistas más de en qué va a consistir la subida de impuestos que el Gobierno ha anunciado a los españoles para el comienzo de curso. Dice el presidente que no se van a modificar los tramos del IRPF. No se van a modificar los tramos pero sí el impuesto porque se va a suprimir, para los que tengan más de 18.000 euros de renta, la ayuda de los 400 euros. Una medida que, según algunos cálculos, puede suponer un ahorro de 3.000 millones de euros. Ésa puede ser la reforma fiscal verdaderamente relevante para las arcas públicas y no el cambio de la tributación sobre las rentas del capital. Si al final el tipo de las rentas de capital sube del 18 al 20 por ciento, Hacienda sólo incrementará los ingresos en 100 millones de euros. ¿Por qué si la reforma importante es la del IRPF el Gobierno quiere hablar de las rentas de capital?

Es la dialéctica que tan buen resultado le ha dado a Zapatero en los últimos cinco años, la de enfrentar a los españoles: ahora enfrenta "mediáticamente" a ricos contra pobres, dentro de unos meses enfrentará a los defensores de la vida contra los partidarios del aborto y más tarde a los partidarios del crucifijo en las escuelas contra los laicistas irredentos. No importa que el enfrentamiento sea más virtual que real. En realidad las rentas del capital, la de los ricos de verdad, no van verse penalizadas. Los ricos de verdad, los que disponen de más de dos millones y medio de euros para invertir constituyen SICAV que tributan al 1 por ciento.

Lo importante es esconder con un nuevo enfrentamiento entre los españoles el fracaso de una política económica que nos ha situado en la tasa de paro más alta de la Unión Europea (este martes  han hecho públicos datos de Eurostat demoledores) y que sólo ofrece como solución la ampliación de la ayuda a los que no cobran ya subsidio de desempleo. El PP tiene por delante la tarea de desenmascarar la estrategia de confrontación sin dejarse atrapar por la gran publicidad que le dan algunos medios al caso Gürtel. Para conseguirlo la oposición política tiene un recurso que no utiliza adecuadamente: la potencialidad de la sociedad civil, la España que trabaja para salir de la crisis, que hace frente a las dificultades, que sigue creando, que mantiene los empleos a pesar de la que cae y que ve con horror la voracidad recaudatoria de un Estado asfixiado por déficit y deuda.

Noticias relacionadas

Todo nos parece una mierda
Mundo · Luis Ruíz del Árbol
El próximo 9 de junio se celebran las elecciones al Parlamento Europeo. Las encuestas pronostican un espectacular ascenso de la extrema derecha, y yo me pregunto por qué estos partidos encuentran en el electorado católico un valioso caladero de votos....
20 mayo 2024 | Me gusta 2
Los hombres que odiaban su tiempo
Mundo · GONZALO MATEOS
Se equivocan porque no miran la realidad, la que es, la que sucede. Sólo imponen su persona y su ideología. Porque lo que convoca atracción, lo que une, es la realidad, no nuestro poder o nuestras ideas personales....
17 mayo 2024 | Me gusta 6
Elecciones europeas: habitar nuestro tiempo
Mundo · Emilia Guanieri
Guarnieri, la que fue durante muchos años presidente del Meeting de Rimini, recurre a la propuesta contenida en el libro "Abitare il Nostro Tempo" (de Julián carrón, Charles Taylor y Rowan Willians) para afrontar el reto que provoca el “cansancio” de la política....
14 mayo 2024 | Me gusta 1
Israel no puede conseguir más en Gaza
Mundo · P. D.
La presión internacional se ha limitado hasta ahora a pedir que entrara la ayuda, en lugar de ampliarse para abarcar cuestiones como la reconstrucción y permitir que la población reanudara su vida....
7 mayo 2024 | Me gusta 0