El PSOE contra Payá

España · Lola Gómez
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
30 enero 2013
Los socialistas han votado este miércoles en Madrid en contra de que una calle de la capital lleve el nombre de Oswaldo Payá, el que fuera líder del Movimiento Cristiano de Liberación. Que haya votado en contra Izquierda Unida no ha sido una sorpresa. Lo llamativo es el voto de los concejales del PSOE. Parece que la izquierda española, a pesar de todo, sigue siendo castrista.

El pleno en el Ayuntamiento de Madrid fue tenso. La propuesta de una calle para el histórico disidente, muerto el pasado 22 de julio, al estrellarse el coche que conducía Ángel Carromero, era de UPyD. El PP se ha mantenido muy prudente desde la muerte de Payá. Los trámites para la extradición de Carromero, condenado por conducción temeraria en Cuba, le han exigido moverse con discreción al partido en el Gobierno. Además algunas fuentes señalan que el régimen castrista obtuvo en la isla algunas imágenes de conductas sexuales comprometidas de Carromero. Habría sido grabado antes del viaje que hizo con Payá. Para no aumentar el escándalo en torno al miembro de Nuevas Generaciones del PP, el Gobierno parece preferir manteniendo un bajo perfil. Decisión que algunos miembros del PP más comprometidos con la lucha por la libertad en Cuba no comparten. Argumentan que la amenaza de la difusión de esas imágenes no tiene por qué condicionar la política de Exteriores dado que no supondrían motivo de especial escándalo en España.

Lo sorprendente es que el portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento, Diego Cruz, argumentara que darle a Payá una calle en Madrid suponga utilizar su memoria para defender a Carromero. La familia de Payá manifestó no sentirse incomoda porque se hable de Carromero. Payá merecía una calle en Madrid antes incluso de haber fallecido. Su forma de hacer oposición, nunca ideológica, su capacidad de movilizar al pueblo desde abajo, su lucha por la libertad estuvieron a punto hacerle conseguir el Nobel de la Paz. Y el que haya muerto en un coche que conducía un dirigente de Nuevas Generaciones del PP no puede ser motivo para no rendirle homenaje. Menos aún, como dijo Diego Cruz, el hecho de que "Payá no haya tenido relación con Madrid".

Lo de menos es la vida sexual de Carromero y su situación penitenciaria. Lo importante es que se siga investigando. Sobre el acoso permanente que sufrió Payá en vida y sobre las extrañas circunstancias de un accidente contra un árbol que era, según algunos, un simple arbusto. 

Noticias relacionadas

Gerardo y el Estado
España · GONZALO MATEOS
No es posible más sociedad si no hay un mejor estado, fuerte que no invasivo. Y viceversa, una sociedad viva y protagonista es condición para el éxito de un estado eficaz....
10 noviembre 2022 | Me gusta 3
Razones para movilizarse
España · ÁNGEL SATUÉ
Cuando la sociedad se moviliza en sus más diversas formas es importante conocer y entender los motivos por los que se moviliza. ...
3 noviembre 2022 | Me gusta 1