El problema de la coca

Mundo · Óscar Ortiz Antelo*
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
4 noviembre 2010
El reconocimiento del presidente Evo Morales de que una parte importante de la coca producida en el Chapare se desvía hacia el narcotráfico y su petición de ayuda a los dirigentes cocaleros para evitar que esto suceda refleja la gravedad del crecimiento del narcotráfico, un problema que está creciendo descontroladamente y que pronto constituirá una amenaza para nuestra estabilidad social.

Esta situación representa un grave conflicto de interés para el presidente Morales. Su doble responsabilidad, como jefe del Estado y al mismo tiempo presidente de las seis Federaciones de Productores de Coca del Trópico de Cochabamba (la zona de El Chapare), le plantea dilemas difíciles de resolver. Por ejemplo, si acepta que muchos de los afiliados que él dirige vendan coca para la producción de cocaína, en su calidad de presidente de Bolivia no se puede limitar a pedirles que por favor no lo sigan haciendo sino que debe denunciarlos ante la policía, para que sean procesados por la justicia y se les aplique las sanciones que la ley establece.

Ni el presidente ni el gobierno del Movimiento al Socialismo tienen la fuerza moral para decirles a los campesinos de otras regiones que no se dediquen al cultivo de coca. En los hechos, han tratado de hacerlo pero nunca lo van a lograr porque los otros campesinos ven esta actitud como un favoritismo a los afiliados de los sindicatos del Chapare y no como una búsqueda sincera de combatir al narcotráfico.

Los recientes bloqueos de los cocaleros de la zona de los Yungas, en La Paz, procuran que le den el mismo trato que se le da a los cocaleros del Chapare. Igualmente, reclaman similares condiciones los productores de otras zonas de reciente expansión como Colomi en Cochabamba y Yapacani en Santa Cruz. Sin embargo, la única coca que la población utiliza para consumo humano proviene de los Yungas, por lo que la coca del Chapare y otras zonas no tiene otro destino sino el narcotráfico.

El narcotráfico es un problema creciente en Bolivia. En el corto plazo ha servido para alimentar la economía del consumo y en buena parte explica la sensación de auge económico en el país, a pesar de la falta de inversiones, un crecimiento mediocre y una producción estancada o en declive en los principales rubros de la economía legal. En el mediano y largo plazo, sufriremos los efectos del cada vez mayor consumo de droga en nuestra sociedad, especialmente entre los jóvenes, y una espiral de violencia que ya comienza a manifestarse.

Adicionalmente, la comunidad internacional ya no tratará al gobierno y al país con la misma tolerancia. Gane quien gane la presidencia de Brasil, la actitud hacia Bolivia será mucho más rígida en este campo y lo mismo pasará con otros países como Argentina y los miembros de la Unión Europea.

El presidente y el Movimiento al Socialismo tienen que reconocer que su política contra el narcotráfico ha fracasado y que el interés y el futuro de todos los bolivianos les exigen cambiar de política y de actitud.

*Ex presidente del Senado Nacional de Bolivia

Noticias relacionadas

Paladas de ceniza
Mundo · Fernando de Haro
El trabajo de la misión de la OMS en China para conocer los orígenes del virus nos indica hacia dónde vamos. La misión llegó más de un año después de que todo hubiese empezado. Sus miembros solo pudieron realizar las visitas que les había programado el Gobierno. ...
15 febrero 2021 | Me gusta 5
Ramy Essam, el megáfono de la revolución egipcia
Mundo · Riccardo Paredi
Hace diez años, el 25 de enero de 2011, un joven egipcio de 23 años llamado Ramy Essam salió a la plaza de Tahrir junto a millones de compatriotas pidiendo “pan, libertad y dignidad”. ¿Qué le diferenciaba del resto de manifestantes? Su guitarra y su voz. ...
29 enero 2021 | Me gusta 2
Una ayuda para levantarnos
Mundo · Francisco Medina
El pasado 31 de diciembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado un Real Decreto-Ley (el Real Decreto-Ley 36/2020, de 30 de diciembre), conteniendo una serie de medidas destinadas, en principio, a la ejecución del llamado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, así como a la...
15 enero 2021 | Me gusta 4
Cuando “muere” la verdad, solo vale una presencia
Mundo · Luca Doninelli
Leo siempre con gran interés los editoriales de Páginas Digital y me ha llamado mucho la atención el de esta semana, “En el Capitolio el fin de un mundo”, que tal vez merecería un verbo en el título para quitar de la cabeza al lector la idea de que en el Capitolio solo se haya acabado “un...
15 enero 2021 | Me gusta 2