El páramo

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
10 enero 2013
Este thriller de terror es una coproducción entre Colombia, España y Argentina. Dirigida y escrita por Jaime Osorio cuenta los trágicos sucesos ocurridos a un comando de militares colombianos que llegan a una estación de telecomunicaciones de alta montaña que se sospecha que ha sido atacada por la guerrilla. Allí encuentran a todo el destacamento muerto en circunstancias extrañas y violentas. Pero no hay rastros de la guerrilla: sólo una mujer encerrada que parece haber sido víctima o protagonista de un rito satánico. A partir de ese momento se va a ir enrareciendo el ambiente hasta tornarse en una auténtica pesadilla.

Desde el punto de vista del género la cinta es original, ya que ni se puede decir que sea un thriller sobrenatural al uso ni que sea un drama sociológico, al estilo de La caza, de Saura, sino una curiosa combinación de ambas que finalmente se puede leer como una metáfora de la guerra civil que vive Colombia desde hace años. No hay casi efectos especiales, ni aterradoras apariciones: más bien primeros planos que hablan del miedo, de la soledad, del arrepentimiento,… en definitiva, de los horrores de la guerra. El ambiente del film favorece esta siniestra reflexión, con una espesa niebla envolvente y una oscuridad permanente, que subraya el aislamiento de cada soldado, una soledad que en algunos es rayana con la locura. Al final da la sensación que los elementos satánicos son poco más que una excusa para hablar del infierno terrenal de la guerra.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2