El Papa polaco, camino de los altares

Cultura · Elena Baeza
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
17 enero 2011
El primer día de mayo, mes dedicado a María y domingo de Pascua de la Divina Misericordia, ha sido el día escogido para la beatificación de Juan Pablo II.

Y es que la vida de Karol Wojtyla siempre estuvo marcada y guiada por el amor incondicional a la Madre de Dios. También su marcha al cielo fue a punto de concluir aquel primer sábado de mes, día consagrado al Corazón de María y adentrados ya en la solemnidad de la Divina Misericordia, festividad que fue instituida por él mismo, en el segundo domingo de Pascua. El clamor universal expresado desde el instante de su muerte ha comenzado a hacerse realidad.

Dice el Evangelio que por sus frutos les conoceréis; nosotros podríamos añadir que por sus frutos les reconoceremos. La frase se refiere a los testigos del encuentro con Jesucristo y nosotros hoy la atribuimos a Juan Pablo II, testigo privilegiado del encuentro de Cristo con el hombre en la historia. Son muchas las personas que gracias a la transparencia de Evangelio que fue la vida de este siervo de Dios han conocido la fe y se han encontrado con una razón purificada de egoísmos y de violencias.

Según unas encuestas fue el Papa el líder internacional más valorado. Sí, ese Papa el líder más importante y querido del mundo derrochaba alegría hasta cuando el dolor lo doblaba; condenó el terrorismo, todos los terrorismos, y se mostraba al lado de las víctimas, de todas las víctimas, porque para él no había acepción de personas. Un líder, un héroe, un testigo, un padre, eso fue Juan Pablo II.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2