El Pacto del Nazareno, bajo sospecha

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 2.733
5 enero 2015
Cuando hace un año Matteo Renzi, entonces todavía solo Secretario General del Partido Democrático (PD), y Silvio Berlusconi, exPrimer Ministro y líder de Forza Italia, firmaron el llamado ´Pacto del Nazareno´ (llamado así porque el acuerdo tuvo lugar en la sede del PD de la capital italiana, situada en la Vía del Nazareno), muchos se preguntaron por la letra pequeña o parte no conocida de aquel acuerdo. Que un viejo zorro de la política como Berlusconi se aviniera a firmar un acuerdo con el líder del partido rival, para, en principio, hacer posible la gobernabilidad del país, levantó todo tipo de rumores sobre qué pediría Il Cavaliere a cambio de su apoyo parlamentario. Así, cuando este verano Berlusconi fue absuelto del llamado caso Ruby (un posible asunto de prostitución de menores en que Berlusconi se había visto implicado años atrás), más de uno creyó ver en ello una contraprestación por parte de Renzi en agradecimiento a los votos que le había prestado en varias ocasiones el partido de Berlusconi, pero lo cierto es que al final no se pudo demostra nada. Ahora las sospechas han vuelto a desatarse con motivo de una ley que supuestamente se encuentra destinada a Berlusconi en aquellos delitos relacionados con el fraude fiscal.

Así, el decreto aprobado hace unas semanas por el Ejecutivo de Renzi afirmaba que no se consideraba ´punible´ la evasión de impuestos sobre la renta si no superaba el 3% de la renta imponible declarada. Por otra parte, también quedaría despenalizada la evasión cuando el importe del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) no satisfecho fuera no superior al 3% del total declarado.

Rápidamente los enemigos de Renzi le acusaron de haber promovido un ´apaño legal´ destinado a favorecer a Berlusconi, que tiene importantes problemas con el fisco italiano y que desde hace casi un año cumple servicios sociales en función de un sentencia firme de los tribunales italianos, que le acusaron, y por ello condenaron, de haber cometido delito fiscal en un tema relacionado con la compraventa de derechos de películas estadonunidenses durante la década de los noventa. Ante estas acusaciones, Renzi reaccionó con rapidez afirmando lo siguiente: ´Si alguien se imagina que con esta iniciativa había algún tipo de intercambio, no hay problema. Lo paramos aquí, esta norma la enviaremos al Parlamentos solo tras la elección del Quirinal´, en clara referencia a la designación del Presidente de la República italiana tras la anunciada dimisión del actual Presidente, Giorgio Napolitano.

Lo cierto es que Renzi se encuentra ante un momento clave desde que aceptó la presidencia del Consejo de Ministros, ya que es al Gobierno a quien corresponde proponer el candidato a ocupar la Presidencia de la República, y este tema, en caso de finalizar con una falta de acuerdo, le podría costar el cargo al político toscano. No hay más que recordar el precedente de dos años atrás, cuando Pier Luigi Bersani, entonces Secretario General del PD y vencedor en las elecciones generales de febrero de 2013, no fue capaz de imponer a su candidato (el sindicalista Franco Marini) y tuvo que acabar renunciado a presidir el Consejo de Ministros. Ahora Renzi no quiere que le suceda lo mismo, y menos aún cuando se haya inmerso en un amplio proceso de reformas. Sin embargo, también sabe que en su partido va a haber un sector que va a votar en contra de lo que proponga Renzi, y que por tanto los apoyos del partido de Berlusconi pueden acabar siendo decisivos en una votación que se prevé muy apretada. Y lo que todos piensan es que Berlusconi y Renzi llevan negociando desde hace unos meses este consenso entre ambos partidos, a sabiendas de que la dimisión de Napolitano estaba en el aire, y por tanto la pregunta es qué ha pedido Berlusconi a cambio en virtud del ya citado ´Pacto del Nazareno´.

Como vemos, la espadas se encuentra en todo lo alto y a Matteo Renzi no se le va a resultar nada fácil salir airoso del envite. Sus enemigos están al acecho, y creen que, de momento, han puesto en aprietos el pacto entre Berlusconi y Renzi. Veremos en qué termina todo ésto, pero será definitivo para el futuro político inmediato del actual Primer Ministro italiano. 

Noticias relacionadas

Joseba Arregi. Un abrazo para la eternidad
España · Juan Carlos Hernández
“Todos compartimos esa base de debilidad, de sufrimiento, de dolor, de ser contingentes, de tener que morir. Desde ahí podemos encontrarnos unos a otros”. Hace unos meses escribía esto para nuestro periódico nuestro querido amigo Joseba Arregi, que ha fallecido en Bilbao tras una larga y dura...
15 septiembre 2021 | Me gusta 3
El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 6
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 6