El ´misterio´ de Obama

Mundo · Lorenzo Albacete
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
15 noviembre 2012
Finalmente, todo ha girado en torno a Obama y ha sido el "misterio" de Obama el que ha terminado por decidir el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Recuerdo haber escrito sobre esto ya en 2008, durante la campaña de Barack Obama primero contra los demás candidatos demócratas en las primarias y luego contra el senador John McCain. Entonces escribí sobre la frustración de muchos de sus adversarios políticos al intentar catalogarlo según las categorías habituales de progresista, conservador, moderado, socialista, radical, revolucionario, con el complejo mesiánico, anticristiano, extranjero, anti-americano, etc.

Muchas de estas definiciones son claramente ridículas, pero indican la reacción ante algo que se presenta como distinto, que tal vez se puede resumir en su raza, en su nombre y en su exótica historia, incluso geográficamente, por los lugares donde ha vivido, que para muchos resulta alarmante y amenazadora. Parece, sin embargo, que Obama y sus más estrechos colaboradores han concluido que esta imagen misteriosa podía ayudarle a largo plazo, tratando de omitir sus elementos más perjudiciales, y a ello ha contribuido quizá el propio Obama, como en el caso de sus relaciones con el reverendo Jeremiah Wright.

Este trasfondo, guiado y puesto bajo control, ha seguido presente durante su mandato presidencial y en la campaña electoral apenas terminada. Sería interesante saber si la situación en Chicago fue distinta en el pasado y cómo Obama cultivó allí este halo de misterio. Un conocido mío, muy metido en la política de Chicago, me ha dicho: "no hay ningún misterio en torno a Obama. Es sólo uno de los muchos políticos de Chicago, quizá el más culto, y por tanto peligroso cuando le desafía otro igual o más culto".

Ahora, pasadas las elecciones, es evidente que esta aura de misterio ha sido un importante factor en la reelección de Obama. Se v en el estado de shock de muchos de sus ávidos oponentes, que se parecen y hablan como aquellos sacerdotes paganos de la Biblia cuyas divinidades no habían sido capaces de mostrarse más poderosas que Yahvé. De hecho, completamente seguros de la derrota de Obama, muchos de sus adversarios se han dejado ver totalmente estupefactos por su victoria. ¿De dónde viene su poder? Quién es éste, parecen preguntarse.

En un artículo publicado en el diario digital Político, Jonathan Martin recuerda a la famosa crítica teatral y cinematográfica Pauline Kael, que tras la elección de Nixon escribió que no conseguía entender cómo podía haber sucedido, puesto que sólo había encontrado a una persona que hubiera declarado haberle votado.

Martin observa que el restringido, e ideológico, grupo de amigos de Kael le recuerda al origen de las fuentes de de noticias del que depende el juicio político de estos conservadores. Hasta tal punto se habían convencido de la derrota de Obama que ahora no consiguen hacerse a la idea de su victoria: ¡el misterio de Obama les ha golpeado de nuevo! Por desgracia, también muchos católicos parecen sorprendidos y tratan de comprender los motivos de esta victoria, en vez de ver en ella la oportunidad para entender la cultura de Obama y ponerla a la luz de Cristo en la nueva evangelización.

Noticias relacionadas

Powell y la polarización española
Mundo · F.H.
En las últimas horas ha muerto el que fuera secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell. Nacido en Harlem, de padres jamaicanos, creció al sur del Bronx y se graduó en el City College de Nueva York. ...
19 octubre 2021 | Me gusta 3
Tratados, Constitución y cómo evitar un Polexit
Mundo · Miguel de Haro Izquierdo
En el tablero de las relaciones internacionales se diseña y está en juego una importante partida sobre la primacía, a corto y medio plazo, sobre qué región y qué país van a poder dominar el mundo de los negocios, la economía, la cultura, el desarrollo tecnológico, la geopolítica, las...
13 octubre 2021 | Me gusta 4
Elecciones en Alemania. “Willkommen” al futuro
Mundo · Ángel Satué
Cuando pienso en la política alemana, siempre alcanzo a recordar a Helmut Kohl. También me saltan a la memoria Margaret Thatcher, Mitterrand y González, al que el tiempo mejoró. Los cuatro son parte del pasado político de Europa, y piezas fundamentales. ...
1 octubre 2021 | Me gusta 4