Entrevista a Rose Busingye

El método de Dios

Mundo · P.V.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 256
27 diciembre 2015
Se conmueve cuando le preguntamos si está al corriente del episodio acontecido hace unos días y que ha impresionado al mundo entero, esos musulmanes que se negaron a dejar solos a los cristianos que viajaban con ellos en un autobús que fue detenido por islamistas somalíes, salvándoles así la vida. Esos días Rose estaba en Italia. “Este hecho es la demostración de que Dios lo vence todo”, comenta. “Cuando el Papa vino a vernos, entre nosotros también había musulmanes que decían que Francisco no es solo el Papa de los católicos sino de todas las religiones”. Rose es enfermera y lleva años dedicada a mujeres enfermas y abandonadas, rodeada de historias de miseria, pobreza y redención.

Se conmueve cuando le preguntamos si está al corriente del episodio acontecido hace unos días y que ha impresionado al mundo entero, esos musulmanes que se negaron a dejar solos a los cristianos que viajaban con ellos en un autobús que fue detenido por islamistas somalíes, salvándoles así la vida. Esos días Rose estaba en Italia. “Este hecho es la demostración de que Dios lo vence todo”, comenta. “Cuando el Papa vino a vernos, entre nosotros también había musulmanes que decían que Francisco no es solo el Papa de los católicos sino de todas las religiones”. Rose es enfermera y lleva años dedicada a mujeres enfermas y abandonadas, rodeada de historias de miseria, pobreza y redención.

¿Cómo han pasado la Navidad?

Este año, por primera vez, estas mujeres han venido a misa conmigo y con las personas con las que yo vivo y luego comimos todas juntas. Hicimos la comida juntas, jugamos un partido de fútbol y luego comimos.

¿Cómo surgió la idea?

Porque nos hemos dado cuenta de que estando con ellas lo pasamos bien. Estar con estas personas pobres, enfermas, con sus debilidades, nos ayuda a reconocer que hay algo  más grande, que va más allá de la enfermedad.

¿Algo como compartir con ellas un momento como la Navidad?

No, no se trata de compartir. Se trata de mirar lo que miran ellas. Queremos aprender su sencillez cuando reconocen a Jesús. Queremos reconocerlo como ellas en las cosas sencillas, como cocinar y comer juntas.

¿Jesús se manifiesta en la normalidad de lo cotidiano, entonces?

Sí, en la normalidad de vivir juntos. Mirando la nada que pueden parecer estas mujeres podemos reconocer nuestra fragilidad, nuestra propia nada. Este es el método de Dios, y ellas nos ayudan a reconocerlo. La enfermedad, la pobreza, no hay nada que nos impida estar con Él.

Usted habla muchas veces de sentirse mirada por Jesús, ¿cómo se dio cuenta la primera vez y por qué hay tanta gente que no siente esta mirada?

Si uno es sincero consigo mismo, se da cuenta de que no es nada. Yo sentí esta mirada la primera vez que hable con el sacerdote italiano Luigi Giussani. Entonces yo solo veía mi nada, que avanzaba dentro de mí, pensaba que no tenía sitio en el corazón de Dios, me sentía indigna. Giussani me dijo: ¿sabes que aunque fueras la única persona sobre la tierra, él vendría igualmente por ti y moriría por ti, para que tu nada no se perdiera?

¿Qué pasó después de aquellas palabras?

Descubrí algo nuevo y me sentí mirada por Jesús. Mi vida ganó una belleza con B mayúscula, todas las cosas ganaron una intensidad que yo veía que no podía venir de mí.

¿Cómo se mantiene esta certeza día tras día?

El mero hecho de que respiro, que estoy viva… yo sola no podía. No puedo olvidar que Él ha venido y estará conmigo todos los días hasta el fin del mundo. Eso es lo que Julián Carrón me sigue enseñando: esta nada es salvada. El método de Dios es una promesa, que Él estará conmigo siempre, y nadie puede quitarme esto. Ni siquiera mi propio olvido puede quitarme este dato.

Si pudiera decir en una palabra cuál es su esperanza para esta Navidad después de un año tan difícil para el mundo entero, ¿cuál sería?

Mi esperanza es la Navidad. Dios ha venido sobre la Tierra para que podamos gritar que es Él quien nos da la felicidad, aunque nos parezca imposible. Incluso delante de la muerte, Él vence. También este año, con todo lo que ha pasado, Él ya ha vencido. No puedes explicarlo, pero puedes gritarlo: Él está presente, solo a esto podemos mirar, y ser mirados.

Noticias relacionadas

Librarnos de las batallas culturales
Mundo · Francisco Medina
El pasado 24 de junio, la Supreme Court norteamericana dictó sentencia en el que venía a rectificar el criterio sentado en pronunciamientos anteriores en relación a la cuestión del aborto (en concreto, en la famosa Sentencia Roe vs. Wade y en otra, Planned Parenthood of Southeastern Pa. vs...
1 julio 2022 | Me gusta 4
La violencia nunca es la última palabra
Mundo · Pierluigi Banna
Este año Pentecostés no solo se celebró en la iglesia de San Francisco en Owo (Nigeria) sino que se “consumó”. El martirio, que nunca debe buscarse directamente, siempre representa un reclamo potente al verdadero sentido de Pentecostés, no solo para los cristianos sino también para quien...
17 junio 2022 | Me gusta 1
Elecciones legislativas francesas: LIF y 3i
Mundo · Ángel Satué
En Francia hay elecciones legislativas este fin de semana. Una nueva primera vuelta, en un país que viene dividido de serie de las elecciones presidenciales, y que se dividirá aún más políticamente si en cada circunscripción se va a una segunda vuelta, pues en estas se vota para que otro no...
10 junio 2022 | Me gusta 2
En el mundo irreal de Putin, cualquier mentira vale
Mundo · Adriano dell'Asta
En los días que siguieron a la invasión de Ucrania se planteó muchas veces el tema de su posible justificación, una cuestión incluida en el orden del día por el mismo Putin, con una relectura de la historia que tiene unas características digamos que un poco fantasiosas pero que permiten sin...
24 mayo 2022 | Me gusta 0