El intercambio, de Clint Eastwood

Cultura · Juan Orellana
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
17 diciembre 2008
¿Por qué? Porque Clint Eastwood abandona su habitual oscuridad y nos introduce en una historia dura, pero mucho más optimista. Porque afirma la honestidad e integridad humanas como valores cívicos irrenunciables. Porque es una lección de buen cine y sobre todo de buena dirección de actores. Porque pone sobre la mesa un asunto grave que aún sigue sucediendo.

¿De qué va? Basada en un caso real y ambientada en Los Ángeles en los años veinte. Christine es una madre soltera que trabaja como operadora telefónica. Un día, su hijo Walter, de nueve años, desaparece sin dejar rastro. Los esfuerzos de esta madre coraje por motivar a la corrupta policía de la ciudad parecen no dar resultado, hasta que cinco meses después le informan de que han encontrado a su hijo en Illinois. Pero el chaval que le entregan no es su hijo.

¿Para quién? Para los entusiastas de Clint Eastwood como director. Para los amantes del cine "clásico moderno". Para los degustadores de dramas de envergadura. Para los que buscan arte pictórico en el cine y puesta en escena artesanal. Para los que gustan hablar de una película después de verla.

Noticias relacionadas

Sciascia y las novelas sin culpables
Cultura · Joshua Nicolosi
Normalmente, las novelas policiacas acaban con los casos resueltos, los culpables castigados y el orden restablecido. Pero aquí pasa más bien lo contrario, y parece que nada es más huidizo y engañoso que la verdad...
28 octubre 2021 | Me gusta 0
EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2