El genocidio de los herero, anticipo de la locura nazi

Mundo · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
7 junio 2012
Cuarenta años antes de que fuera acuñado el término "genocidio", en 1904, los pueblos nama y herero de Namibia fueron aniquilados por los súbditos del emperador alemán Guillermo I. Murieron cien mil personas, a las que nunca se dio sepultura.

Elhistoriador namibio Casper Erichsenexplica al periódico francés Le Monde: "en África, para los alemanes sedesarrollaba una lucha por el futuro de las razas: la blanca debía triunfar, lanegra debía sucumbir eliminada por la primera". Por primera vez en su historia,la Alemania imperial creó campos de concentración y organizó un sistema paraponer en pie un tráfico de cadáveres "para fines científicos".

Carta blanca a los militares

Losnama y herero que ingresaron en los campos estaban obligados a cocinar loscráneos de las personas asesinadas por los alemanes, incluso aunque se tratarade sus familiares o amigos. Se les obligaba por tanto a limpiar las cabezas yembotellarlas para enviarlas después a Europa para experimentos con cráneos deindividuos de otras "razas".

Elgenocidio se empezó a planificar en 1884, cuando el canciller Bismarck habíadecidido conceder una parte de los territorios sudafricanos, precisamente lahabitada por los herero y los nama. Veinte años después, estos pueblos serebelaron. La orden del general Lotharvon Trotha de exterminarlos era muy clara: "Yo, el gran general, envíoeste mensaje al pueblo herero: dentro de las fronteras alemanas, todo hombreherero con o sin armas, con o sin ganado, será abatido; no acepto mujeres niniños; que se vayan todos u ordenaré a mis hombres que les disparen". En 1905 laorden de exterminio se amplió a los nama.

AhoraAlemania reconoce esta masacre como genocidio con leyes de Estado. Eldocumental Namibia: los genocidios del II Reich de Anne Poiret está dedicado a estos hechos.

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3