El fracaso de Thatcher

Mundo · Fernando de Haro
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
9 abril 2013
La muerte de Thatcher hadesatado pasiones. Posiblemente es el mejor síntoma de que estamos ante unpersonaje excepcional. Es llamativo que algunos hayan celebrado su desaparicióncomo una especie de liberación, como si la que ya era una venerable anciana supusieraalguna amenaza. Hace tiempo que gente tan "ilustre" como Elton Jonh, con sufamoso ///http://www.youtube.com/watch?v=9HIbjCnOaM0///MerryChristmas Maggie Thatcher///,estaba deseando que la que fue su primera ministra pasara a mejor vida. 

Dejando de lado esosextremos, criticar las políticas de Maggie se ha convertido en una de las pocasseñas de identidad que les quedan a los socialdemócratas. Y ensalzarlas, uno delos escasos rasgos distintivos de los liberales. Ya casi nadie sabe bien qué esla socialdemocracia y el liberalismo, salvo cuando se habla de la señoraThatcher.

Sinduda la firmeza, la coherencia y la altura de miras dominaron su forma de hacerpolítica. Y en eso es admirable. Pero urge hacer una valoración, lo más precisaposible, de su actuación. No estamos hablando del pasado. El asunto tiene quever con lo que pueden hacer los europeos en general, y los británicos enparticular, con el llamado, Estado del Bienestar.

Ypara hacer esa valoración el trabajo de ///http://www.respublica.org.uk/author/phillip_blond///PhillipBlond/// es interesante. Blond esun pensador difícilmente clasificable. Es filósofo y teólogo. Fue asesor en losprimeros momentos del gobierno de Cameron. Pero ahora se muestra muy crítico.

Blond,en su libro, ///http://www.amazon.es/Red-Tory-Right-Broken-Britain/dp/0571251676///RedTory///, sostiene que Thatcherfracasó en su intento de generar una alternativa al paternalismo estatalistaque se había desarrollado en el Reino Unido tras la II Guerra Mundial. Yfracasó porque fue más liberal que conservadora. Rompió con el insoportableprotagonismo de los sindicatos y tomó muchas medidas que rompían una inerciaque "desresponsabilzaba" a la gente. Pero, al final, la política deprivatizaciones entregó en manos del mercado, del capital, lo que antes estabaen manos del Estado. "El fundamentalismo del libre mercado cambió unosmonopolios por otros". El poder no volvió a la sociedad, se quedó en lasgrandes corporaciones. "El individualismo creado por el Estado/Mercado no puedegenerar una auténtica sociedad", explica Blond.

Nuestrohombre ha sintetiza sus tesis en un trabajo más reciente ///http://www.respublica.org.uk/item/Rise-of-the-Red-Tories-xqcz-ycne///Riseof Red Tories///. Blond explicaque Thatcher luchó contra el corporativismo y el estatalismo, pero equivocó eltiro. "En lugar de sostener a la clase media, el Estado se adelgazó en favor delos propietarios. Los beneficios de la política de los años 80 fueron para lasclases altas. La clase media se endeudó y los pobres cayeron muy bajo. El ReinoUnido se quedó atascado en un capitalismo de clase".

Lapolítica de la Dama de Hierro fue el germen de la actual crisis. El ejemplo eslo que sucedió en el sector financiero. El crack de los bancos se debe, enbuena parte, a que grandes grupos absorbieron el tejido de entidades locales yregionales. Escaparon del control y de la relación con la sociedad en la quehabían nacido, de la economía real.

Blondestá convencido de que la alternativa al estatalismo no es un liberalismo queabsolutice las privatizaciones y el mercado sino una política que le dé másprotagonismo a la sociedad. Eso es lo que no supo hacer Thatcher. El mercado noconvierte, de forma mágica, el egoísmo privado en bien común. 

Noticias relacionadas

El “regalo” que una generación de jóvenes pide a la política
Mundo · Filippo Campiotti
Esta carta se publicó originalmente en Il Sussidiario el 23 de marzo. Es la carta de un joven ingeniero que propone una nueva forma de hacer política. Aunque se refiere a la política italiana, lo que dice es muy pertinente también para la política española....
6 abril 2021 | Me gusta 3
El realismo de la fraternidad
Mundo · Michele Brignone
La visita del Papa a Iraq ha sido una inyección de esperanza para una población probada durante décadas de guerra. Frente a los males del país, Francisco ha señalado el camino del desarme de los corazones...
24 marzo 2021 | Me gusta 3
El Papa y el islam. Tres pilares de un magisterio
Mundo · Andrea Tornielli
Un hilo conductor une los discursos de Bakú, El Cairo y Ur, señalando la necesidad de una auténtica religiosidad para adorar a Dios y amar a los hermanos, y de un compromiso concreto por la justicia y la paz...
21 marzo 2021 | Me gusta 2
Hablarse de corazón a corazón
Mundo · Giovanna Parravicini
La historia favorece un tiempo nuevo, sobre todo en el diálogo interreligioso. Un tiempo de encuentros donde se puede hablar de corazón a corazón...
5 marzo 2021 | Me gusta 3