El fin de una injusta prisión

España · Oswaldo José Paya Sardiñas
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
8 julio 2010
Ante el anuncio de la liberación, en los próximos meses, de todos los prisioneros de la Primavera de Cuba, damos gracias a Dios.

Damos gracias a todos estos héroes que un día fueron secuestrados de sus casas y encarcelados injustamente sólo por defender los derechos humanos. El pueblo de Cuba y todos los amantes de la justicia deben estar agradecidos a estos cubanos que han sido antorchas de dignidad y esperanza brillando en las sombras. Ellos y sus familias han sufrido inmensamente sin declinar. Gracias a las heroicas Damas de Blanco y a todos los familiares de los prisioneros políticos que tanto sufrieron por esta causa.

Damos gracias a todos los cubanos de dentro y fuera de Cuba que todo este tiempo han sido solidarios de alguna manera con los prisioneros políticos cubanos y sus familiares, y a todos los gobiernos, personas e instituciones que en todo el mundo han apoyado la liberación de los prisioneros políticos cubanos. Demandamos la liberación de todos los defensores de los derechos humanos que quedan en prisión, como Agustín Cervantes García, que fue condenado a dos años en 2009 sólo por impulsar el Proyecto Varela.

Damos gracias de manera muy especial a la Iglesia Católica en Cuba por esta gestión por la liberación de nuestros hermanos y también por el acompañamiento solidario, el consuelo y la asistencia que tantas religiosas, religiosos, laicos, sacerdotes y obispos en toda Cuba brindaron todos estos años y siguen brindando a los prisioneros políticos y a sus familiares.

Agradecemos a todos los que en España, desde el Gobierno, la oposición y la sociedad han mantenido la preocupación, la solidaridad y han hecho esfuerzos por la liberación de estos prisioneros políticos pacíficos. 

Saludaremos que el Gobierno de Cuba ponga en libertad a estos prisioneros, pero sin condiciones y de manera que puedan decidir libremente sobre sus vidas. Éste debe ser el primer paso para liberar prontamente a todos los prisioneros políticos y para comenzar los cambios que todo el pueblo
quiere. Y cambios significa derechos, libertad, reconciliación. Eso lo podemos lograr entre todos los cubanos.

¡Queridos hermanos en la lucha por la liberación, la Patria os contempla orgullosa!

Noticias relacionadas

Presunciones
España · Carmen Martínez
El asunto del consentimiento es una barbaridad jurídica. Si la política española fuera normal Montero ya estaría fuera del Gobierno. Montero no dimite y Sánchez no la puede echar....
1 febrero 2023 | Me gusta 1
Aborto: ¿sirve la fórmula Orban?
España · Carmen Martínez
Seguir adelante con un embarazo no deseado exige una certeza, una compañía, una estabilidad en las parejas y unas condiciones económicas cada vez más escasas....
24 enero 2023 | Me gusta 5