El deshielo del corazón

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 84
11 julio 2018
Me dicen de Torra que es mucho más dialogante y razonable que lo que escribe. No he tenido todavía ocasión de compartir con él un diálogo, pero parece ser por las fotografías que Pedro Sánchez, en La Moncloa, sí. Y las fotografías ya son algo. Algunos rememoran las difíciles conversaciones del president Tarradellas con el presidente Suárez, en las que aunque no se llegaba a nada, oficialmente convenían en declarar que habían sido un éxito.  

Me dicen de Torra que es mucho más dialogante y razonable que lo que escribe. No he tenido todavía ocasión de compartir con él un diálogo, pero parece ser por las fotografías que Pedro Sánchez, en La Moncloa, sí. Y las fotografías ya son algo. Algunos rememoran las difíciles conversaciones del president Tarradellas con el presidente Suárez, en las que aunque no se llegaba a nada, oficialmente convenían en declarar que habían sido un éxito.  

Indudablemente, que el gato y el ratón de la batalla política en la brecha de España hoy sean capaces de pasear por un jardín y esbozar una sonrisa es un paso cuando veníamos de abucheos futboleros y caceroladas como argumento. El escenario, la fuente de las citas secretas de Antonio Machado, ahora convertidas en plató escénico y simbólico para la televisión. Indudablemente se ha llegado a poco: Torra llevaba el pertinaz lazo amarillo y Sánchez el marco obligado de la ley. Torra ha sido vapuleado por sus hooligans: “no se negocia con secuestradores”, le han echado textualmente en cara sus incondicionales. “Comités de defensa de la República”. A Sánchez, el partido Ciudadanos también. Han querido los de Ciudadanos enseñar la apertura al diálogo de Sánchez como una traición a una causa general, en su esfuerzo por ser vistos en un momento en el que Ciudadanos, tras su burbuja, empieza a contar ya cada vez menos.

Decía Torra tras la entrevista que los “temas sociales habían sido prioridades menores”. Pero hablando se entiende la gente, y todos esperamos que juntos empiecen a caer en la cuenta de lo que en la calle ya sabemos todos; que lo social, un pueblo dividido ahora en dos, necesita una solución y un diálogo precisamente “social” que hoy, con el ruido de la propaganda, todavía no existe. Ahí quedó la fuente de las citas con Guiomar, como recordándonos a todos que en Cataluña, una de las dos Españas nos está helando el corazón.

Noticias relacionadas

Saber sumar
España · Gonzalo Mateos
Hace unos días Yolanda Díaz presentó en las Naves del Matadero Sumar, su nuevo proyecto político. “Hoy impulsamos un movimiento ciudadano en el que el protagonismo es vuestro, sois vosotros los que vais a sumar. Esto no va de partidos, no va de siglas, va de pensar un país mejor (…)....
15 julio 2022 | Me gusta 4
¡Pim! ¡Pam! ¡Pum!
España · Gonzalo Mateos
Desmontemos dos mitos que en España se toman por axiomas. El primero es que en educación es imposible llegar a acuerdos. No es cierto, los vemos alcanzar casi a diario. ...
22 junio 2022 | Me gusta 4
Coalición vs colisión
España · Gonzalo Mateos
Aunque nos parezca extraño, lo normal es la coalición. Recuerdo la cara de asombro de mis amigos europeos cuando en una cena les dije que en España nos había costado cuarenta años de democracia lograr tener un primer gobierno nacional de más de un partido. ...
25 mayo 2022 | Me gusta 5