Segunda vuelta en las elecciones de Chile

El desgaste de la Concertación

Mundo · José Antonio Kast
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
11 enero 2010
Páginas Digital publica un artículo de José Antonio Kast, diputado de UDI, el partido de Sebastián Piñera, el favorito para la segunda vuelta de las elecciones chilenas, el hombre que puede formar el primer gobierno sin la Concertación.

No puedo negar que estoy feliz y agradecido de toda la gente que nos dio su apoyo y confió en nuestro estilo de trabajo. Agradecido de que los vecinos de San Bernardo, Paine, Buin y Calera de Tango nos hayan transformado en la primera mayoría distrital. Agradecido pero muy claro que esto sólo significa un desafío mayor. Cada persona que nos dio su apoyo se traduce en una inmensa responsabilidad y llamado a cumplir bien nuestra labor en el Congreso. Nuestro mayor reto es responderle a la gente, es nuestra labor que las personas sientan que su opción, su voto jamás se perdió y que a través de nuestro trabajo en el Congreso y en el Distrito se sientan tranquilos y conformes con su decisión. Hoy ser el diputado electo con mayor apoyo en el distrito sólo se traduce en que debo esforzarme más por hacer las cosas bien, contribuyendo así a que todos puedan optar a una mejor la calidad de vida.

Mi trabajo siempre ha estado basado en dos pilares: ir siempre con la verdad, sin promesas incapaces de cumplir y con un trabajo coherente con mi visión de sociedad, clara y sin rodeos. Ser electo como la primera mayoría en el distrito sin haber dado un paso fuera de lo que creo y defiendo es lo que me hace sentir más orgulloso y es el mensaje más claro y fuerte que rescato de esta elección: se puede ganar y ganar bien sin renunciar a lo que uno cree.

También puedo decir que estoy feliz del primer paso que hemos dado para que se dé la alternancia en el poder. La votación obtenida por Sebastián Piñera es una respuesta clara a una necesidad que tiene el país, que tenemos los chilenos, de ver un cambio. Un cambio que signifique una nueva forma de gobernar, con las prioridades correctas, siempre teniendo en cuenta lo que la gente requiere y no lo que la clase política desea. Con un sentido de urgencia total y con la cultura de hacer bien las cosas. El triunfo de la Coalición por el Cambio en esta primera vuelta, proyecto que hoy le toca encabezar a Sebastián Piñera, debemos tomarlo con una tremenda responsabilidad, porque detrás de cada voto hay una persona que confió en nuestro proyecto, en nuestras ideas y principalmente en nuestra forma de querer construir Chile.

Siempre tuvimos la confianza de que ganaríamos la primera vuelta, porque nuestro proyecto es abrir las puertas para que entre aire fresco al Gobierno y a la política. Un proyecto basado en renovar las ideas y también los rostros. Un proyecto joven, con la energía y las ganas de devolver al país las ganas de crecer material y sobre todo espiritualmente.

Para nadie es noticia que la Concertación está muy desgastada. Después de 20 años tenemos claro que hay prácticas en la política y el sector público que obedecen a intereses personales más que a proyectos que favorezcan a la sociedad como un todo. Hemos sido testigos de innumerables escándalos de corrupción, de ineficiencia, de aprovechamientos de recursos públicos. Es cierto que este escenario ayuda mucho, pero no seamos mezquinos con nuestro proyecto, hoy la gente quiere sumarse al cambio y debemos darle cabida a todos aquéllos que estén  por trabajar por el bien de Chile.

La segunda vuelta debe tener el tenor de la responsabilidad. No podemos fallarle a toda esa gente que confió en nosotros el pasado 13 de diciembre. Éste sin lugar a dudas es un proyecto país y no un sueño personal, corto de vista y egoísta, donde el centro está puesto en lo que nuestro país requiere para ser una sociedad justa y de oportunidades para todos. Por eso no podemos bajar los brazos ni dormirnos en la victoria de diciembre. Hoy nuestra meta es ganar esta batalla porque Chile necesita un nuevo compromiso y un nuevo equipo que dé respuestas a tantas situaciones abiertas y dolorosas de nuestro país, como la falta de oportunidades, de empleo, de educación de calidad, de seguridad, entre otros.
El desafío está planteado, ahora depende de nosotros alcanzar la meta y hacer realidad un nuevo estilo de gobierno.

José Antonio Kast es diputado de la República de Chile

Noticias relacionadas

Paladas de ceniza
Mundo · Fernando de Haro
El trabajo de la misión de la OMS en China para conocer los orígenes del virus nos indica hacia dónde vamos. La misión llegó más de un año después de que todo hubiese empezado. Sus miembros solo pudieron realizar las visitas que les había programado el Gobierno. ...
15 febrero 2021 | Me gusta 5
Ramy Essam, el megáfono de la revolución egipcia
Mundo · Riccardo Paredi
Hace diez años, el 25 de enero de 2011, un joven egipcio de 23 años llamado Ramy Essam salió a la plaza de Tahrir junto a millones de compatriotas pidiendo “pan, libertad y dignidad”. ¿Qué le diferenciaba del resto de manifestantes? Su guitarra y su voz. ...
29 enero 2021 | Me gusta 2
Una ayuda para levantarnos
Mundo · Francisco Medina
El pasado 31 de diciembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado un Real Decreto-Ley (el Real Decreto-Ley 36/2020, de 30 de diciembre), conteniendo una serie de medidas destinadas, en principio, a la ejecución del llamado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, así como a la...
15 enero 2021 | Me gusta 4
Cuando “muere” la verdad, solo vale una presencia
Mundo · Luca Doninelli
Leo siempre con gran interés los editoriales de Páginas Digital y me ha llamado mucho la atención el de esta semana, “En el Capitolio el fin de un mundo”, que tal vez merecería un verbo en el título para quitar de la cabeza al lector la idea de que en el Capitolio solo se haya acabado “un...
15 enero 2021 | Me gusta 2