El desafío de la inmigración (y II)

España · PaginasDigital
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 3.861
15 abril 2014
Terminaba la primera parte con esta afirmación prestada del Cardenal Angelo Scola “La propia identidad, expresada en el testimonio, es precisamente la que hace posible el encuentro con el otro” Muchos de los brotes racistas, a mi juicio, tienen su origen paradójicamente en una falta de identidad. El relativismo cultural lleva a una indiferencia que es fuente de violencia. Una inmigración ordenada y en un número razonable presenta aspectos positivos.

Terminaba la primera parte con esta afirmación prestada del Cardenal Angelo Scola “La propia identidad, expresada en el testimonio, es precisamente la que hace posible el encuentro con el otro” Muchos de los brotes racistas, a mi juicio, tienen su origen paradójicamente en una falta de identidad. El relativismo cultural lleva a una indiferencia que es fuente de violencia.

Una inmigración ordenada y en un número razonable presenta aspectos positivos. Pero lo que estamos viviendo estos años supone un problema grave. En primer lugar, para las propias personas que migran que ponen en riesgo sus vidas y son victimas de diferentes mafias. Incluso muchas mujeres son violadas en su camino hacia Europa. También es un problema para los países de llegada que se enfrentan al dilema de resguardar sus fronteras y al mismo tiempo proteger la vida humana. Hay que decir al respecto que no es fácil el trabajo de la Guardia Civil o de la Policía y me atrevería a decir, en estos días en las que su labor se ha puesto en tela de juicio, que son las segundas grandes víctimas (evidentemente después de los inmigrantes) de este fenómeno.

Una solución a corto plazo es probable que no exista para este fenómeno de la inmigración ilegal en un número desmesurado pero a largo plazo pasa por el desarrollo de los países de origen favorecido por la cooperación internacional. Pero esto también presenta un dilema y es que la ayuda a estos países puede ser dinero tirado a la basura en algunos casos debido a la inestabilidad política, guerras e incluso altos grados de corrupción en sus gobiernos. Lo que nos lleva a la conclusión que aunque también se pueda colaborar con ellos si sus gobiernos ofrecen un mínimo de garantías la mejor opción es potenciar el trabajo de las ONGs que es un ejemplo de subsidiariedad. Por dos razones, porque seguramente sea un dinero mejor invertido y porque de lo que se trata no es simplemente de poner un dinero y problema solucionado sino que es necesario favorecer el desarrollo de la persona. Cualquiera que haya trabajado en una ONG en estos países sabe perfectamente que el dinero no vale para nada si no hay una persona receptora detrás que quiere construir por eso es importante el acompañamiento.

Cierto es también que Europa debe tomar una conciencia mayor del problema ya que no es algo que afecte solamente a los países del sur. Si no lo hace pronto tendrá que hacerlo forzada por la realidad ya que la mayoría de los inmigrantes que llegan a España lo hacen como trampolín a otros países europeos.

¿Tenemos una casa que ofrecer al que viene de fuera sin riesgo de perder la propia identidad? En el ámbito de la Iglesia podemos ofrecer un lugar humano donde se mira a la persona por su dignidad sin miedo a confrontarse culturalmente con el otro.

Noticias relacionadas

Saber sumar
España · Gonzalo Mateos
Hace unos días Yolanda Díaz presentó en las Naves del Matadero Sumar, su nuevo proyecto político. “Hoy impulsamos un movimiento ciudadano en el que el protagonismo es vuestro, sois vosotros los que vais a sumar. Esto no va de partidos, no va de siglas, va de pensar un país mejor (…)....
15 julio 2022 | Me gusta 4
¡Pim! ¡Pam! ¡Pum!
España · Gonzalo Mateos
Desmontemos dos mitos que en España se toman por axiomas. El primero es que en educación es imposible llegar a acuerdos. No es cierto, los vemos alcanzar casi a diario. ...
22 junio 2022 | Me gusta 4
Coalición vs colisión
España · Gonzalo Mateos
Aunque nos parezca extraño, lo normal es la coalición. Recuerdo la cara de asombro de mis amigos europeos cuando en una cena les dije que en España nos había costado cuarenta años de democracia lograr tener un primer gobierno nacional de más de un partido. ...
25 mayo 2022 | Me gusta 5