El ´chico de los periódicos´ vuelve con más soul

Cultura · Quique Chuvieco
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
24 mayo 2010
El estilizado moño de Amy Winehouse es todavía una cumbre inconquistable para el tupé de Eli "Paperboy" Reed. A pesar de su portentosa voz, el joven cantante blanco de Massachusetts (1986, Boston, Estados Unidos) aún no alcanza los variados registros del  timbre de voz de la autodestructiva intérprete inglesa, por lo que es interesadamente atrevido asegurar que el "soul" blanco ya cuenta con su pareja real para codearse con el "black power" de los afroestadounidenses.

De esta competición hacia la cima del "soul" sólo hablan aquellos que intentan revestir de novedad todo lo que escriben o comentan. Por su parte, Eli "Paperboy" ni entra ni le interesan las comparaciones; él sigue a lo suyo: Come and get it (EMI) es su nuevo disco junto a su banda, The True Loves.

El joven blanquito "soulman" (estampa del hijo y nieto ideal) lleva pateándose todo tipo de escenarios desde hace años (estuvo hace varios meses en la Joy Eslava de Madrid y estará el próximo verano en varias ciudades españolas), dislocando su apasionada voz en recorridos vocálicos hasta llegar a embestir con sus agudos y compromete todo su ser y su persona para intentar allegar al público la pasión del "soul", melodías más enraizadas en la cultura musical afroestadounidense del "gospel" y R&B que en el universo rítmico de un antiguo vendedor de periódicos (de ahí su sobrenombre "Paperboy").

Con Roll with you, comentado aquí, ya consiguió que se fijasen en él y que la crítica dijera que era el consorte perfecto de la reinas blancas del "soul", Amy Winehouse y Duffy, y el mejor continuador del "soul" clásico de grandes como Sam Cooke, Ottis Redding, Mavis Staples, Aretha Franklin, Patti Labelle, entre otros, de una lista casi interminable de intérpretes negros, en su mayoría.

Eli parecía uno de los elegidos para continuar la estela de aquellos grandes, ya  que, pues el "soul" fue derivando al "hip hop soul", el "New Jack Swing" o el "neo soul", con más utilización de elementos electrónicos en sus propuestas.

"Paperboy" y su banda siguen fieles al entramado musical habitual del "soul": arreglos de metales, ensambles sincronizados de instrumentación y coros de féminas, apoyando la interpretación del protagonista: Eli "Paperboy Reed", que parece estar dispuesto a actuar en todo tipo de lugares con una pasión por el trabajo que parece directamente proporcional a la pasión con la que vive este género musical.

Es aquí donde la sombra de Eli es mucho más alargada que la de "la Winehouse" y en la que tal vez su dedicación le dé lo que la naturaleza desplegó gratuita e inconmensurablemente en las cuerdas vocales de Amy.

Veremos.

Noticias relacionadas

EncuentroMadrid. Más allá del optimismo, la esperanza
Cultura · Elena Santa María
Decía recientemente J.Á. González Sainz en este periódico que lo llenamos todo de ruido, los bares, las tiendas, las calles… pero “un alma está hecha de preguntas y de voces interiores, y si el alma está ensordecida por el ruido el alma no respira”. ...
15 octubre 2021 | Me gusta 3
Wittgenstein y el sentido de la vida
Cultura · Costantino Esposito
Hace cien años se publicaba su Tractatus logico-philosophicus. El filósofo vienés ponía en el centro de su reflexión el límite o la imposibilidad del decir. Solo cuando se acepta el límite del conocimiento se abre el discurso al Misterio. ...
6 octubre 2021 | Me gusta 2