El camino de vuelta

Cultura · Víctor Alvarado
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 151
13 noviembre 2013
El cine Indie americano nos obsequia todos los años con pequeñas perlas de categoría especial. Nos vienen a la mente títulos como Juno, Pequeña Miss Sunshine o (500) días juntos. Se trata de una serie de películas, que detrás de su apariencia disparatada, esconden buenos argumentos, personajes entrañables, propuestas interesantes, así como cierto espíritu crítico para hacernos pensar.

El cine Indie americano nos obsequia todos los años con pequeñas perlas de categoría especial. Nos vienen a la mente títulos como Juno, Pequeña Miss Sunshine o (500) días juntos. Se trata de una serie de películas, que detrás de su apariencia disparatada, esconden buenos argumentos, personajes entrañables, propuestas interesantes, así como cierto espíritu crítico para hacernos pensar.

Duncan es un chaval de 14 años,  que se va de vacaciones con su madre y el amigo especial de ésta, que le infravalora. A los pocos días, conocerá a una chica, que comprende su situación y le roba el corazón, junto a un empleado de un parque acuático que le valorará en su justa medida.

La dirección corre a cargo de Nat Faxon y Jim Rush, recordados por sus trabajos como guionistas en Los descendientes por la que ganaron el Óscar al mejor guión.  Han escrito el texto para El camino de vuelta. En cuanto a la temática  y el planteamiento recuerda a la española  Planes para mañana de Juana Macías, aunque más pesimista que el producto que estamos analizando. La verdad es que el resultado ha sorprendido a pesar de inexperiencia, ya que sacan lo mejor de los actores en una cinta que, en principio, pudiera pensarse que estamos ante otro relato cinematográfico más sobre la adolescencia, más o menos simpático.  El humor unas veces es bastante inteligente, frente a otras situaciones cómicas más burdas. Sin embargo, es una crítica a las relaciones de parejas hedonistas propias de la sociedad postmoderna, sirviendo para demostrar que las actitudes inadecuadas de los padres de los adolescentes, le restan legitimidad moral para recriminar o educar a sus hijos. Por  otro lado,  este largometraje destaca por su dinamismo, donde nunca dejan de ocurrir cosas. La banda sonora hará las delicias de los “cazadores” de buenas canciones,

El film combina actores jovencitos con otros de cierta entidad como el ambiguo actor Sam Rockwell, pues  es un intérprete que transmite antipatía y simpatía a la vez, aunque pueda sonar contradictorio. También, tienen gran presencia Tony Collette y Steve Carel,l que muestra su versatilidad porque lo estimamos por su faceta más cómica frente a este papel bastante más serio.

La película reflexiona sobre el comportamiento de los jóvenes del tercer milenio, que si no se comportan  peor, no es por el ejemplo paterno, sino  por los ideales que rigen a los adolescentes. El personaje de Sam Rockwell se presenta como esa persona que actúa para elevar el espíritu, la autoestima de las personas y las hace crecer; es decir, ese referente que te ayuda madurar y superar las dificultades. Finalmente, la producción transmite esperanza en la juventud que intenta cambiar la decadente y desorientada sociedad.

Noticias relacionadas

Dostoyevski y la belleza que salva
Cultura · Adriano Dell'Asta
“La belleza salvará al mundo”. Este aforismo de Dostoyevski se ha repetido tantas veces que casi suena aburrido, y sobre todo corre el riesgo de resultar fuera de tono e inaceptablemente simplista en tiempos tan duros como estos. ...
19 enero 2022 | Me gusta 1
Epifanías en la villa miseria
Cultura · Lucio Brunelli
En relación con el número de habitantes, Argentina ha tenido más muertos por covid que Italia e incluso que Brasil. Más de cien mil víctimas –y siguen aumentando– en una población de 44 millones de habitantes. ...
14 enero 2022 | Me gusta 2
La ciudad armoniosa
Cultura · Jesús de Alba
Leer a Péguy es siempre una sorpresa. Corrige las imposturas. Para Péguy cada individuo es un sujeto cívico, capax civitatis, un ciudadano, un conciudadano. Todo ciudadano debería ser considerado como "próximo", pŕójimo, sin que hubiera ningún exiliado o excluido de la "ciudad armoniosa", de...
12 enero 2022 | Me gusta 2
Raíces invertidas en la identidad cristiana
Cultura · Adrien Candiard
Utilizando una imagen platónica, san Alberto Magno dice en alguna parte que el cristiano es un árbol cuyas raíces se hunden en el cielo. Esta imagen un tanto paradójica destaca un aspecto esencial: si bien es cierto que existe una identidad propiamente cristiana, esta hunde sus raíces más en...
31 diciembre 2021 | Me gusta 6