El Bárcenas de los segundos papeles

España · Carmen Mira
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 1.656
10 julio 2013
Ya estamos todas. Ya puede empezar el baile. En realidad el baile empezó el domingo antes de que amaneciera cuando El Mundo llegó a los quioscos. Lo de Pedro J. es para hacérselo mirar. Luis el Cabrón le cuenta que la financiación del PP fue muchas fue veces irregular y que va a hundir al Gobierno y va el tío y titula “Cuatro horas con Bárcenas”.

Ya estamos todas. Ya puede empezar el baile. En realidad el baile empezó el domingo antes de que amaneciera cuando El Mundo llegó a los quioscos. Lo de Pedro J. es para hacérselo mirar. Luis el Cabrón le cuenta que la financiación del PP fue muchas fue veces irregular y que va a hundir al Gobierno y va el tío y titula “Cuatro horas con Bárcenas”. Es como si mandaras una crónica sobre la muerte de Manolete y la titularas “Dos horas tecleando”. ¿Pero cuál es la noticia, que se ha muerto el torero o el tiempo que ha tardado el periodista en escribir el relato? Pedro J. ha interiorizado hasta el fondo que él es la noticia.

Los primeros papeles de Bárcenas se los llevó Jorge Trías a El País. Y Pedro J. estaba esperando su turno. El Bárcenas de los primeros papeles tenía la cabeza fría y negó todo, que fueran suyos, que hubiera financiación irregular. El Bárcenas de los segundos papeles es el Bárcenas de la cárcel. El que está convencido de que está a la sombra porque Rajoy le dijo al fiscal, mediando Gallardón, que pidiera el ingreso en prisión. Y este segundo Bárcenas está dispuesto a todo. ¡Que se hunda el mundo! ¡Rajoy cobró sobresueldos, que caiga el Gobierno!

Mariano sabía que algo así iba a pasar. Porque Luis el Cabrón no se iba a estar quietecito y por algún lado tenía que salir. Y cuando le dijo que sí al fiscal para que lo metiera en la cárcel, pues que asumía todo lo que se le venía encima. Y ahora ha decidido aguantar el chaparrón, porque total unos días en los periódicos y después todo se olvida, sobre todo si es verano, que ya no estamos más que para contar los días hasta las vacaciones. Que sí, que no se puede dejar chantajear por Bárcenas. Pero en lo que le parece a una que se equivoca Mariano es en pensar que en realidad no pasa nada y que es mejor callarse. Porque en mi barrio todos piensan que lo de Génova con las cajas de billetes era un cachondeo. Que los constructores llegaban con el dinero para tener obras. Y que los diputados y ministros, que ya tenían un buen sueldo, se lo llevaban crudo. Y por eso hay que hablar. Que todo el mundo se piensa que España es más corrupta que China. Hay que hablar para decir si es verdad o mentira. No todo es del cristal desde el que se mira.

Noticias relacionadas

El estado anímico del votante
España · Javier Folgado
A pesar de todas sus diferencias ideológicas, a María, Jesús, Daniel, Laura les preocupan más o menos las mismas cosas en su día a día....
2 julio 2021 | Me gusta 5
Un perdón real y verdadero genera memoria democrática
España · Francisco Medina
En este mundo en que vivimos, el espacio intermedio en el que cada uno de nosotros hace acto de presencia, inter-accionamos. Ejercemos nuestra posibilidad de actuar, fruto de una decisión nuestra, y podemos generar un mundo más humano… o no. Para bien o para mal, nuestras acciones pueden generar...
1 julio 2021 | Me gusta 5
Nacionalismo, Freud y principio de realidad
España · Ángel Satué
Ser español. Una identidad nacional que es premisa fundamental en mi persona. Verdadera. Compruebo que me corresponde. Como respirar y comer, como amar y soñar. ...
25 junio 2021 | Me gusta 3