El 26 de marzo a la calle en defensa de la vida

Mundo · Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 0
2 marzo 2011
El 26 de marzo los defensores del derecho a la vida estamos convocados, con motivo del Día Internacional de la Vida, a manifestarnos en Madrid para volver a reivindicar públicamente la construcción de una sociedad comprometida con el derecho humano básico en las mentalidades, les leyes, las políticas públicas y las costumbres sociales. Se trata de ayudar a nuestra sociedad a no acostumbrarse a la cultura de la muerte y sus consecuencias: aborto, destrucción de embriones, terrorismo, eutanasia, violencia en el hogar, etc.

La batalla pacífica por la vida tiene un amplio frente cultural: es imprescindible recordar a nuestros conciudadanos una vez y otra que en nuestro entorno se ataca a la vida con el permiso o la complicidad de las leyes y que no queremos acostumbrarnos a esto; que somos muchos los que no descansaremos hasta que en España -y en todo el mundo- se proteja legalmente toda vida humana desde la concepción hasta la muerte natural sin excepción de ningún tipo; que no pensamos mirar para otro lado como si no pasase nada cuando tantas mujeres se ven abocadas al aborto, tantos niños mueren antes de nacer, a tantos enfermos terminales y ancianos se les quiere ofrecer la muerte provocada como un tratamiento apropiado y se sigue usando la violencia para conseguir fines políticos o para afrontar problemas interpersonales.

Recordar a la sociedad española con la fuerza mediática de la presencia masiva en las calles que la batalla por la vida no está aún ganada y que no descansaremos hasta ganarla es el objetivo de la manifestación del 26-M. Sabemos que nos enfrentamos a un problema moral de fondo de nuestra época y que, por tanto, no lograremos nuestros objetivos totales ni mañana ni pasado mañana; pero también sabemos que hay que clamar ante la conciencia de nuestros contemporáneos un día y otro, con ocasión y sin ella, para evitar que los despiertos se adormezcan y lograr que los dormidos despierten.

España tiene una especial responsabilidad en esta materia pues todo lo que hacemos aquí tiene un especial eco en toda la América Latina y porque somos el país de Europa donde la lucha social por la cultura de la vida tiene una mayor fuerza social como acredita la gran manifestación por la vida, la mujer y la maternidad del 17-O de 2009.

Tenemos que reforzar este clamor mundial por el derecho a la vida con el pequeño esfuerzo de salir a la calle el 26-M para ayudar a la revolución cultural que necesita nuestra época: redescubrir el amor a la vida, al ser humano, como fundamento de una civilización humanista.

Noticias relacionadas

Los hombres que odiaban su tiempo
Mundo · GONZALO MATEOS
Se equivocan porque no miran la realidad, la que es, la que sucede. Sólo imponen su persona y su ideología. Porque lo que convoca atracción, lo que une, es la realidad, no nuestro poder o nuestras ideas personales....
17 mayo 2024 | Me gusta 6
Elecciones europeas: habitar nuestro tiempo
Mundo · Emilia Guanieri
Guarnieri, la que fue durante muchos años presidente del Meeting de Rimini, recurre a la propuesta contenida en el libro "Abitare il Nostro Tempo" (de Julián carrón, Charles Taylor y Rowan Willians) para afrontar el reto que provoca el “cansancio” de la política....
14 mayo 2024 | Me gusta 1
Israel no puede conseguir más en Gaza
Mundo · P. D.
La presión internacional se ha limitado hasta ahora a pedir que entrara la ayuda, en lugar de ampliarse para abarcar cuestiones como la reconstrucción y permitir que la población reanudara su vida....
7 mayo 2024 | Me gusta 0
Una esperanza humilde
Mundo · Luis Ruíz del Árbol
Sólo la radical pobreza de los que únicamente atesoran una esperanza humilde, que nace de la memoria de quienes nos aman, es capaz de reconocer que la vida, bajo cualquier circunstancia, siempre reclama más vida....
6 mayo 2024 | Me gusta 2