Entrevista* con San Juan XXIII

“Disiento de los profetas de calamidades”

Entrevistas · P.D.
COMPARTIR ARTÍCULO Compartir artículo
| Me gusta 5
19 abril 2022
Publicamos unas declaraciones realizadas por San Juan XXIII en el otoño de 1962 que son de rabiosa actualidad.

Santo Padre, ¿cuál es el principal problema del mundo?

El gran problema planteado al mundo, desde hace casi dos mil años, subsiste inmutable. Cristo, radiante siempre en el centro de la historia y de la vida; los hombres, o están con Él y con su Iglesia, y en tal caso gozan de la luz, de la bondad, del orden y de la paz, o bien están sin Él o contra Él, y deliberadamente contra su Iglesia: se tornan motivos de confusión, causando asperezas en las relaciones humanas, y persistentes peligros de guerras fratricidas.

¿Es este un tiempo especialmente difícil para la Iglesia?

En el cotidiano ejercicio de mi ministerio pastoral llegan, a veces, a mis oídos, hiriéndolos, ciertas insinuaciones de algunas personas que, aun en su celo ardiente, carecen del sentido de la discreción y de la medida. Ellas no ven en los tiempos modernos sino prevaricación y ruina; van diciendo que nuestra época, comparada con las pasadas, ha ido empeorando; y se comportan como si nada hubieran aprendido de la historia, que sigue siendo maestra de la vida, y como si en los tiempos precedentes todo hubiese procedido con un triunfo absoluto de la doctrina y de la vida cristiana, y de la justa libertad de la Iglesia.

Pero la evolución de los acontecimientos parece llevarnos a un mundo inhumano.

Me parece justo disentir de los profetas de calamidades, avezados a anunciar siempre infaustos acontecimientos, como si el fin de los tiempos estuviese inminente. En el presente momento histórico, la Providencia nos está llevando a un nuevo orden de relaciones humanas que, por obra misma de los hombres pero más aún por encima de sus mismas intenciones, se encaminan al cumplimiento de planes superiores e inesperados; pues todo, aun las humanas adversidades, aquélla lo dispone para mayor bien de la Iglesia.

¿Son estos tiempos mejores que otros para la Iglesia?

No se puede negar que estas nuevas condiciones de la vida moderna tienen siquiera la ventaja de haber hecho desaparecer todos aquellos innumerables obstáculos, con que en otros tiempos los hijos del mundo impedían la libre acción de la Iglesia. En efecto; basta recorrer, aun fugazmente, la historia eclesiástica, para comprobar claramente cómo aun los mismos Concilios Ecuménicos, cuyas gestas están consignadas con áureos caracteres en los fastos de la Iglesia católica, frecuentemente se celebraron entre gravísimas dificultades y amarguras, por la indebida injerencia de los poderes civiles.

*La entrevista que publicamos en realidad es una “licencia periodística”. Las preguntas nunca existieron y las respuestas forman parte de la intervención de San Juan XIII en la apertura del Concilio Vaticano II.

Noticias relacionadas

China, un nuevo desafío para la OTAN
Entrevistas · Francisco Medina
Dialogamos con Javier Gil, que ha participado en la Cumbre de la OTAN celebrada el pasado mes en Madrid, acerca de las repercusiones de este nuevo Concepto Estratégico aprobado en el marco de la misma. ...
22 julio 2022 | Me gusta 4